Funcionarios a pedales

Para ahorrar energía, el Ayuntamiento compra 35 bicicletas eléctricas para empleados municipales que han de desplazarse para hacer su trabajo

ANTONIO ROCHEMÁLAGA

Si en un par de meses ven por las calles de Málaga a funcionarios municipales cargados de documentos y pedaleando no se extrañen. El Ayuntamiento, en su empeño de fomentar el ahorro energético, va a adquirir 35 bicicletas híbridas, que combinan el pedaleo del usuario con el empuje adicional de la asistencia del motor alimentado por una batería, lo que aporta una sensación de fluidez, potencia y agilidad en la conducción.

Esta iniciativa de la Agencia Municipal de la Energía se ha plasmado en un pliego de condiciones técnicas para que las empresas del sector puedan optar al concurso y abastecer al Consistorio de estos vehículos. Para ello destina 45.000 euros. «Estas bicicletas serán utilizadas por aquellos empleados municipales que lo deseen para sus desplazamientos por motivos laborales en el ámbito urbano», explicó la concejala de la que dependa la citada agencia, Teresa Porras.

Las bicicletas híbridas funcionan de la siguiente manera: el usuario enciende el sistema mediante el mando de control, a partir de entonces, la fuerza aplicada sobre el pedal es leída por el sensor de par magnético. El motor, alimentado por la batería, se activa e impulsa al usuario proporcionalmente a la fuerza ejercida por él sobre el pedal. En cuanto se deja de pedalear el motor se para, hasta que el usuario reinicie el pedaleo.

Con el sistema desconectado, puede utilizarse como una bicicleta completamente convencional, sin asistencia del motor, sin ninguna resistencia adicional y sin necesidad de un mantenimiento diferente a una bicicleta convencional.

Préstamo automatizado

El contrato sería un préstamo automatizado, con el objeto de gestionar la utilización de estas bicicletas. El sistema consiste un una serie de bases dispensadoras de aluminio, gestionadas mediante mensajes cortos de móvil y tarjetas de radiofrecuencia que permitan tanto liberar las bicicletas como notificar su devolución, identificando a cada usuario. La 'parada' estará establecida en las proximidades del edificio principal del Ayuntamiento, en la avenida de Cervantes.

«Con esta actuación pretendemos fomentar el uso de medios de transporte no contaminantes, proporcionando una mejor opción para recorridos cortos, en los que la utilización de vehículos automóviles no es la mejor alternativa desde luego», comentó Porras.

Los funcionarios que llevan documentos de una dependencia municipal a otra se desplazan actualmente en moto o en coche, pero se espera que a primeros de año lo hagan en bicicletas híbridas.