La Marina, plaza para pasear

La depresión del tráfico junto al puerto y entre la Alameda Principal y el paseo del Parque permitirá en el futuro caminar desde Larios hasta la zona de ocio de los muelles

J. HINOJOSA MÁLAGA
La Marina, plaza para pasear

Una plaza de la Marina para pasear sin interrupción alguna desde la calle Larios hasta el palmeral del muelle del paseo de los Curas y la zona de comercios y bares de la Farola. Es el futuro ideal para este punto neurálgico de la ciudad y, gracias a las nuevas tecnologías, ya se ha plasmado en unos primeros bocetos que, sin ser una reproducción exacta de cómo podría quedar la zona, sí permiten hacerse una idea de lo que supondrá para la nueva fachada marítima del Centro soterrar tanto el tráfico entre el paseo de los Curas y la avenida de Manuel Agustín Heredia, como el que une la Alameda Principal y el paseo del Parque, junto a la acera norte de la Marina.

Las imágenes, recogidas en un trabajo del ingeniero de caminos Francisco Ruiz García que fue expuesto en la apertura del curso 2009-2010 de la Academia Malagueña de Ciencias, invitan a imaginar lo que sería una plena integración del puerto en la ciudad, en la que no habrá que cruzar varios semáforos para poder pasar del casco antiguo a la zona de ocio de los muelles, y viceversa.

El arquitecto del palmeral que la Junta de Andalucía realiza en el muelle del paseo de los Curas, Jerónimo Junquera, manifestaba recientemente en una entrevista concedida a este periódico (ver SUR 18/10/2009) que es «una pena» abrir el jardín de palmeras sin que esté resuelta la conexión peatonal con el Centro de la ciudad. «Aquí se empieza siempre al revés», llegó a afirmar este arquitecto, quien propone la realización de algún tipo de pasarela provisional que evite a los futuros usuarios de los muelles tener que salvar lo que constituye un importante viario de Málaga, el denominado 'eje litoral'.

En las imágenes se aprecia que este itinerario -que llegará a tener tres carriles por sentido con el retranqueo de la verja del muelle del paseo de los Curas- se encuentra soterrado justo en el tramo de la plaza de la Marina que abarca la fachada principal del puerto, tal y como prevé la última de las modificaciones introducidas en el plan urbanístico del recinto portuario.

Sin embargo, hasta que ese proyecto se haga realidad pueden pasar todavía varios años, ya que únicamente está esbozado en la citada modificación del planeamiento urbano y carece aún de un primer diseño que permita conocer cuál podría ser su coste. Además, tampoco está cerrado quién lo asumirá, si bien la Autoridad Portuaria considera que debe financiarlo el Ayuntamiento.

Por su parte, el soterramiento del tráfico junto a la acera de la Marina podría efectuarse perfectamente al mismo tiempo que se realiza la obra del metro entre el Guadalmedina y la plaza del General Torrijos. La ejecución del túnel para el suburbano -una obra que, según insiste el Ayuntamiento, debe prever la prolongación de la línea de Cercanías hasta el punto neurálgico de la Marina- generará espacio suficiente como para deprimir la circulación a la altura del hotel Málaga Palacio y que no vuelva a emerger hasta más allá del monumento al marqués de Larios. Es sólo cuestión de ocupar el nivel de lo que hoy es el aparcamiento municipal.

Aunque la realización de esta segunda depresión no está aún decidida, podría acometerse al tiempo que se hace el túnel y la estación para el metro, o bien posteriormente, ya que se trata de una actuación que debe promover el Consistorio. En cualquier caso, merece la pena imaginar cómo sería una plaza de la Marina sin tráfico, un futuro espacio para disfrute del peatón y, sobre todo, un punto de unión entre el Centro y un puerto abierto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos