«El reto es lograr superar el 50% de curación para todos los enfermos con un cáncer»

El doctor Alba se muestra optimista, pero asegura que hay mucho camino por recorrer en la lucha contra los tumores

ÁNGEL ESCALERAMÁLAGA
Alba es jefe de oncología en el Hospital Clínico. / SUR/
Alba es jefe de oncología en el Hospital Clínico. / SUR

Emilio Alba acaba de ser nombrado presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica, que agrupa a unos 1.200 especialistas. Este médico archidonés, uno de los más prestigiosos de su especialidad, se muestra optimista en la lucha contra el cáncer, pero reconoce que la batalla será dura.

¿Qué reto se ha marcado al asumir la presidencia de su asociación?

Desde un punto de vista asistencial queremos que quede claramente establecido qué es lo que hay que hacerle a un paciente con cáncer, es decir, la elaboración de unas guías locales que sean aplicables a la organización sanitaria. Igualmente, hay que promocionar los comités multidisciplinares de diagnóstico y tratamiento para que los enfermos sean valorados de forma conjunta por todos los especialistas que necesiten. Desde la perspectiva docente, pretendemos que la asignatura de oncología sea impartida por oncólogos en todas las facultades de Medicina.

Desde su punto de vista, ¿cómo es la calidad de la asistencia que se ofrece a los pacientes con cáncer?

La asistencia, en general, es buena y bastante homogénea. Hemos hecho una encuesta en nuestro congreso sobre cómo perciben los profesionales esa atención. Cuando tengamos los resultados, lo diremos.

¿Cuál es el presente de las enfermedades oncológicas?

El presente del cáncer es que está aumentando la incidencia; a la vez, la curación de los pacientes es mayor, sobre todo porque hay un diagnóstico cada vez más precoz y porque los tratamientos son mejores. En estos momentos, con una tasa de curación en torno al 50%, el 3% de la población española son largos supervivientes, es decir, personas que han sufrido un tumor y han logrado superarlo.

¿Hay que ser optimista entonces?

Soy optimista, pero sabiendo que nos queda un mucho trecho por recorrer. No hay que dar mensajes triunfalistas. Es necesario mejorar en la prevención. Por ejemplo, insistir en no fumar, que es la medida única que tendría un mayor impacto para reducir la mortalidad. También hay que potenciar el diagnóstico precoz y acelerar el acceso a los nuevos tratamientos.

¿Cómo ve el futuro del cáncer a medio y largo plazo?

En tumores como el de mama o el carcinoma colorrectal las cosas van muy bien y ha habido un avance importante. En el cáncer de pulmón la situación la veo más cruda porque los pasos son más lentos.

¿Cuál es reto en la lucha contra las enfermedades oncológicas?

El paso siguiente es pasar del 50% de curación de los tumores, conseguir que más de la mitad de todos los pacientes logren superar su enfermedad.

¿La aparición de un tumor maligno es un poco una lotería?

No, no. Puede serlo un tumor del sistema nervioso central o una leucemia, pero otros cánceres, como el de pulmón, mama, colón, etcétera, no lo son. Detrás hay factores como el tabaco o la obesidad. Dejando de fumar y adelgazando disminuye el riesgo de esos tumores.