Nuevos competidores comen terreno al rey de la pizza a domicilio

La cadena granadina Voy Volando arrebata el liderazgo a Telepizza en la provincia. Domino’s pizza inicia su expansión

J.J. BUIZA |

Se cuenta que fue en el siglo XVIII cuando a los pobres habitantes de los arrabales de Nápoles se les ocurrió, para saciar su hambre, echar salsa de tomate sobre un pan plano elaborado con levadura. Aquel alimento de pura subsistencia ganó pronto en popularidad y en variedad se le podía añadir por encima prácticamente cualquier ingrediente, y acabaría convirtiéndose en el referente gastronómico no sólo de la ciudad, sino de toda Italia.

Seguro que ningún napolitano imaginó entonces que la pizza terminaría generando un floreciente negocio y, siglos más tarde, una auténtica guerra entre empresas convertidas en gigantes de la economía de consumo. Junto con las hamburguesas, las pizzas a domicilio son las reinas del sector fast food, que en plena crisis está viendo mejorar sus cifras de ventas gracias a agresivas ofertas.

En España, el negocio de la pizza a domicilio lo domina desde hace dos décadas Telepizza, con más de 600 locales (entre propios o franquicias) repartidos por todo el país y una facturación por encima de los 520 millones de euros. En los últimos años su supremacía se había hecho más evidente, al haber dejado rezagados a competidores como Pizza Queen o Pizza Hut con su sprint de aperturas.

Pero algo está cambiando en el panorama de la pizza fast food: dos nuevas cadenas están dispuestas a hacer sombra al líder. La última en llegar ha sido Dominos Pizza, una multinacional norteamericana con 8.800 establecimientos en todo el mundo que acaba de desembarcar en España de la mano del grupo de restauración Zena. Esta firma ha roto su alianza con Pizza Hut en beneficio de la marca estadounidense, que está dispuesta a arrebatar el reinado a Telepizza.

De esta manera, Dominos Pizza se ha hecho de golpe con 90 restaurantes en España (fruto de la transformación de los antiguos Pizza Hut). Dos de ellos están en Málaga: uno en la plaza de Olletas y otro en la avenida Velázquez. Pero eso es sólo el principio: la firma está diseñando un plan de crecimiento en el que la Costa del Sol será clave, aunque sus responsables prefieren no adelantar nuevas aperturas. «Málaga juega un papel muy importante dentro de nuestra estrategia de expansión al tratarse de una zona con una gran afluencia turística. No obstante, la futura expansión de la cadena se realizará en todo el territorio nacional», señalan fuentes de Zena, una empresa que explota también en España marcas como Burger King o Fosters Hollywood.

El plan de expansión de Dominos Pizza pasa por abrir tanto locales propios como franquicias, con inversiones que podrían rondar los 250.000 euros por establecimiento, sin contar los 36.000 euros de canon de apertura.

Según Zena, Dominos Pizza se diferencia de la competencia por «su masa fresca, su cuidada elaboración y sus recetas tradicionales», «como en las mejores pizzerías de Italia», añaden. Un filosofía que no puede hacer olvidar el hecho de que Dominos es, ante todo, un gran emporio del fast food. Un concepto muy diferente al de la cadena andaluza Voy Volando, que es actualmente la que cuenta con más restaurantes en Málaga: 18, incluso por delante de Telepizza, que tiene 16.

Expansión discreta

Nacida en Granada en 1992 de un bar de tapas, se trata de una enseña que se ha expandido sobre todo gracias a la franquicia, y ya cuenta con 76 locales en la comunidad autónoma. «La provincia de Málaga es la que cuenta con más poblaciones con sucursales de Voy Volando, después de Granada. Representa el 25% de la red de franquicias y es la provincia con mejores rendimientos en los negocios. La gente consume en Málaga con más alegría que en el resto de Andalucía», comenta un portavoz de la cadena, que ahora se prepara para dar el salto al mercado nacional.

Voy Volando tiene un as en la manga: la baja inversión que exige a los franquiciados, 30.000 euros. Respecto a su oferta, la firma granadina presume sobre todo del gran tamaño de sus pizzas (36 centímetros de diámetro) y de su relación calidad-precio.