Comienza la demolición de Citesa para dar paso a un proyecto de doscientas VPO

La promotora dejará el solar totalmente limpio pero conservará los árboles para integrarlos en el futuro parque con que contará la actuación prevista en Martiricos. El inicio de las obras se demorará algunos años, ya que depende del nuevo PGOU

JESÚS HINOJOSA| MÁLAGA

La transformación urbanística de la zona de Martiricos comenzó ayer con el derribo de las instalaciones de Citesa para dar paso a un proyecto que, en el solar de la antigua fábrica de teléfonos, prevé la construcción de doscientas viviendas de protección oficial, equipamientos deportivos, sociales o culturales y un parque central de unos 20.000 metros cuadrados. Fuentes cercanas a la promotora, una sociedad formada por la inmobiliaria madrileña Espacio y Unicaja, explicaron que los trabajos de demolición de las naves durarán unos dos meses aproximadamente con el fin de dejar la parcela completamente libre de cualquier edificio.

Así, señalaron que desaparecerá incluso la cimentación de algunos inmuebles para facilitar la construcción del futuro del parque y de las edificaciones que lo rodearán en forma de 'L'. Tan sólo se mantendrán algunos árboles de gran porte que ya existen y que podrán integrarse en la zona verde.

De inmediato

La promotora obtuvo a primeros de este mes la licencia de demolición y la ha iniciado cuanto antes para evitar un mayor deterioro de las antiguas instalaciones de Citesa y situaciones de inseguridad que pudieran producirse hasta el comienzo del proyecto, cuya aprobación depende de la entrada en vigor del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), pendiente de aprobación por la Junta de Andalucía. No obstante, se mantendrá el actual vallado de la parcela que da tanto a la avenida de Martiricos como a la de Doctor Marañón para evitar el paso de personas al lugar.

De este modo, el terreno quedará diáfano a la espera de que en unos años puedan comenzar las obras del proyecto, para el que el Ayuntamiento firmó un convenio urbanístico con Teléfonica en 2007 por el que percibirá 23,2 millones de euros. Según ese acuerdo, será el Consistorio el que gestionará las VPO, que tendrán ocho plantas.

Además, el proyecto prevé la construcción de dos torres gemelas de pisos en el solar en el que se instala cada semana el rastro dominical. Albergarán un total de 472 viviendas de renta libre repartidas en 30 plantas y contarán con el diseño de la firma Pei Cobb Freed & Partners, junto con el estudio malagueño de Dorronsoro Arquitectos. Al norte de las torres, que estarán enmarcadas por zonas verdes, se alzará un edificio de oficinas y comercios con una altura de siete plantas.

Fotos

Vídeos