Piden la libertad de uno de los acusados del secuestro y asesinato de un empresario en Marbella

El abogado del empleado de Fernando Moreno afirma que «sólo proporcionó información y no participó en los hechos» A. S. A. tenía deudas y confiesa que le prometieron cien mil euros

MONTSE MARTÍN| MÁLAGA

El abogado del empleado del empresario Fernando Moreno en prisión por participar en el secuestro y asesinato del industrial marbellí el pasado mes de enero va a solicitar su puesta en libertad, ya que asegura que el trabajador «sólo proporcionó información y no participó en los hechos». Además del empleado de la empresa de Fernando Moreno, de nacionalidad española, están en prisión otras cinco personas de origen colombiano, acusadas por el rapto y la muerte del industrial.

A. S. A., de 46 años, empleado del empresario, declaró ante la policía que fueron los colombianos los que planificaron y llevaron a cabo el secuestro, que «iba a ser exprés».

Asimismo, manifestó que le aseguraron que meterían a Fernando Moreno en una furgoneta, darían unas vueltas, para luego pedir el rescate; que en «una hora y media estaría todo hecho» y lo liberarían. También confesó que él iba a recibir cien mil de los dos millones y medio de euros que le dijeron que iban a pedir a la familia por su rescate.

El hombre declaró que su móvil fue económico, porque le debía dinero a la empresa. Además, tenía que pagar las letras del coche, algunos embargos y tres hijos de un matrimonio anterior. El trabajador manifestó que cuando los colombianos le comentaron que amordazarían al empresario para introducirlo en la furgoneta les advirtió de que «no le hicieran daño, porque era un hombre de 76 años».

Argumentos

«Vamos a solicitar su inmediata puesta en libertad porque con el avance de la instrucción y las declaraciones que hacen el resto de los imputados se confirma que nuestro defendido sólo ofreció información para identificar a Fernando Moreno, sin participar en los hechos que tuvieron el trágico desenlace», asegura el conocido abogado Manuel Huertas, defensor de A. S. A.

Huertas añade que «el hombre está totalmente arrepentido» y que «su conducta fue de total colaboración con la policía porque ayudó a detener al resto de los imputados y a una pronta resolución del caso».

Fernando Moreno fue secuestrado el 21 de enero pasado cuando se dirigía a una de sus empresas. La familia recibió varias llamadas pidiendo dinero por el rescate. Su cuerpo sin vida apareció un día después en una caseta junto a la carretera de Istán. Estaba atado y amordazado y presentaba evidentes signos de violencia. La autopsia determinó que la muerte se produjo por asfixia.