Aumentan las alergias provocadas por productos químicos y cosméticos

Suelen ser casos leves, pero provocan muchas molestias a los pacientes, con irritación en la piel, los ojos y la mucosa nasal Hay numerosas sustancias que producen esa reacción

ÁNGEL ESCALERA| MÁLAGA
Una mujer se somete a una prueba para saber si es alérgica. / SALVADOR SALAS/
Una mujer se somete a una prueba para saber si es alérgica. / SALVADOR SALAS

Productos en apariencia inocuos pueden ser perjudiciales si se es alérgico a alguno de sus componentes. Los médicos han comprobado que se está registrando un aumento de pacientes que acuden a las consultas de los centros de salud y de los hospitales por una alergia provocada por sustancias químicas que hay en cremas faciales, detergentes, esmaltes de uñas, perfumes, artículos de limpieza o de higiene, tejidos de prendas de vestir e incluso en los componentes de los combustibles.

Aunque suelen ser casos leves, a veces esas alergias resultan muy molestas, sobre todo hasta que se determina cuál es la causa que la provoca. El resultado es que los enfermos lo pasan mal y sufren efectos nocivos en su organismo como irritación de la piel, de los ojos o de la mucosa nasal. El jefe del servicio de alergias del Hospital Regional Carlos Haya, Miguel Blanca, explicó a este periódico que los productos químicos, en general, no son asépticos, sino que su uso puede implicar algún riesgo para la salud. «Las sustancias químicas inducen a que parezca un peligro, daño o irritación celular», manifestó este experto en alergias.

Agresión al organismo

Añadió que, aunque ha habido una mejora en el empleo de la química, sus componentes siempre pueden producir algún tipo de agresión al organismo, que en el caso de las alergias se manifiesta en la aparición de erupciones cutáneas (urticaria) que se dan con ronchas y mucho picor, problemas en los ojos (escozor, lagrimeo o conjuntivitis), molestias en la mucosa nasal y problemas en las vías respiratorias.

Muchas de esas alergias están provocadas por los cosméticos. Y es que desde productos capilares hasta esmaltes de uñas, pasando por rímel y cremas hidratantes pueden ocasionar dermatitis (inflamación de la piel) alérgica por contacto debido a sus componentes. Uno de los más agresivos es la parafenilenediamina, integrante de la fórmula de tintes de cabello. Sin embargo, no hay que dejar de lado perfumes, sombras de ojos, desmaquillantes, lápices labiales, productos higiénicos para bebés y protectores solares, entre muchos otros.

El listado de productos que pueden desarrollar algún tipo de alergia es amplísimo. Muchos de ellos ya son fabricados también bajo criterios hipoalergénicos, por ejemplo, lociones y cremas para protección solar, toallitas húmedas limpiadoras para bebés, pomadas, aceites, champús, cremas líquidas, jabones y productos de tratamiento facial.

En el caso de los niños, los expertos recomiendan una mayor atención con las alergias, ya que su piel es muy delicada y no posee las defensas que se adquieren con la edad, por lo que el efecto adverso puede ser mayor.

Fotos

Vídeos