Profesores y activistas colaborarán para impartir clases sobre desarrollo sostenible a los universitarios

NAÍMA MOHATAR| MELILLA
Alumnos en el Campus. / SUR/
Alumnos en el Campus. / SUR

Dentro del programa Bioeducas Melilla, una iniciativa nacida con el objetivo de concienciar y formar a las personas en el desarrollo sostenible del planeta, los alumnos de la Universidad de Granada en Melilla recibirán clases relacionadas con el Medio Ambiente impartidas por un profesor y un activista de varias oenegés colaboradoras. La intención de estas clases, a las que podrán optar estudiantes de todas las titulaciones del Campus de Melilla, es la de coordinar teoría y práctica para lograr una verdadera visión de la situación medioambiental.

A partir de octubre, todos los alumnos interesados podrán optar a las asignaturas a través de créditos de libre configuración. Si hasta ahora la educación medioambiental quedaba reservada a las titulaciones con las que tenía relación, a partir del próximo curso 2009-2010 estas enseñanzas se ampliarán a todas las carreras disponibles en el Campus de Melilla.

Combinar el trabajo de campo con la teoría será la vía de trabajo de estas asignaturas que, aunque se impartirán en las aulas del Campus, estarán dirigidas en equipo por un profesor y por uno o varios miembros de asociaciones sin ánimo de lucro. El programa de estas asignaturas pretende favorecer el conocimiento sobre las interrelaciones económicas, políticas, sociales y culturales que son fruto del proceso de globalización. Por otra parte, Bioeducas llevará a las aulas el fomento de la participación, la coordinación y la complementariedad entre los diferentes agentes sociales con competencias directas e indirectas en la educación por el desarrollo sostenible.

Para José Cabo, coordinador del proyecto Bioeducas, la idea de colaborar con las organizaciones es «fundamental» para conocer la problemática medioambiental a la que se enfrenta el planeta, ya que «los profesores sólo teorizamos, pero los activistas trabajan».

Este programa está constituido por un equipo humano procedente tanto de la Universidad de Granada como de asociaciones sociales como Acción Social Sin Fronteras, Apesme, Aspanies-Feaps, Guelaya Ecologistas en Acción, Melilla Acoge y por Movimiento por el Desarme, la Paz y la Libertad. En cuanto a su financiación, proviene de los fondos del Cicode, entre otros, que ha aportado 3.000 euros a la causa.

La primera fase de Bioeducas finalizó el 5 de junio. Desde el día 1 se llevó a cabo una campaña de concienciación hacia el desarrollo sostenible, fuertemente ligada a uno de los Objetivos del Milenio, el que promulga la necesidad de establecer una alianza internacional para el desarrollo. Bioeducas pretende promover la sostenibilidad en todas sus dimensiones y a todas las escalas geográficas, comenzando por Melilla para después formar parte de un «único mundo», desde la educación, la participación social y la cultura de la paz.