El Ayuntamiento se hace con subsuelo frente a la estación para un futuro intercambiador

El vestíbulo soterrado que conectaría metro, AVE y cercanías abarcaría los dos pabellones gemelos y el actual vial de acceso El antiguo edificio del Centro de Exposiciones Sur albergará oficinas de operadores de transporte ferroviario y del metro

JESÚS HINOJOSA| MÁLAGA
El intercambiador ocupará el subsuelo de los antiguos pabellones. / ANTONIO SALAS/
El intercambiador ocupará el subsuelo de los antiguos pabellones. / ANTONIO SALAS

El proyecto del Ayuntamiento para crear un intercambiador de transportes bajo la explanada de la Estación avanza un paso más gracias a una modificación del plan urbanístico de Renfe que tramita la Gerencia Municipal de Urbanismo. Este expediente contempla el acuerdo entre el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dependiente del Ministerio de Fomento, y el Consistorio para que éste pueda ocupar el subsuelo de la fachada principal de la estación María Zambrano. En concreto, del vial principal de acceso, en el que se encuentran los taxis, y de los dos antiguos pabellones gemelos que quedan en pie.

En la anterior ordenación del plan de Renfe, el equipo de gobierno municipal había marcado estos inmuebles -cubiertos con lonas de plástico desde que se inauguró la nueva estación- como de su propiedad, lo que impide al Adif poder llevar a cabo su rehabilitación. Con la modificación del plan, los pabellones vuelven a manos del gestor ferroviario, que los dedicará a un uso institucional.

No obstante, la mayor parte de su planta baja se reservará para lo que serán los accesos al futuro intercambiador de transportes previsto por el Ayuntamiento. Así, se dejará sitio para unas escaleras mecánicas y para un ascensor.

En total, el Adif cede a la ciudad 4.803 metros cuadrados de subsuelo junto a la fachada principal de la estación ferroviaria para el intercambiador, una actuación que plantea crear una estación de autobuses soterrada con el objetivo de comunicar este modo de transporte con el AVE, las líneas de cercanías y el metro.

Reposición

Según el expediente que tramita Urbanismo, el Consistorio queda comprometido a reponer todos los elementos de la superficie frente a la estación, tal y como está ahora, una vez que realice la obra del intercambiador subterráneo, durante la que deberán mantenerse accesos provisionales al recinto que garanticen la misma operatividad de los actuales.

En cuanto a los dos antiguos pabellones, según fuentes consultadas, no está claro si será posible mantenerlos en pie durante los trabajos del intercambiador o si, por el contrario, habrá que demolerlos y reconstruirlos de nuevo. En cualquier caso, la modificación del plan de Renfe obliga al Ayuntamiento a correr con los costes de la operación de tal forma que los edificios queden en el mismo estado en que se encontraban, una vez que concluyan las obras de la estación soterrada de autobuses.

Por otro lado, los cambios en el plan urbanístico de Renfe contemplan la rehabilitación del Centro de Exposiciones Sur -antigua nave de locomotoras- con el fin de darle un uso terciario o de oficinas. En concreto, según las fuentes, podrá albergar oficinas de operadores de transporte ferroviario, del Consorcio de Transportes y de la administración del metro. No obstante, el trazado de la línea del suburbano que discurre junto a este inmueble obligará a derribar una parte de su estructura.

Este edificio contará con un total de 123 plazas de aparcamiento, que quedarán comunicadas con el actual estacionamiento del complejo comercial de la estación María Zambrano bajo una zona peatonal de unos 2.500 metros cuadrados que se destina a uso público.

Ambas zonas de 'parking' dispondrán de un nuevo acceso a través de un nuevo vial desde la calle Eguiluz para el que también se reserva el espacio necesario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos