El Parlamento andaluz da a Marbella el título de gran ciudad

Aprueba con los votos del PSOE y el PP incluirla entre los municipios de gran población

HÉCTOR BARBOTTA EFE| MARBELLA SEVILLA
Ángeles Muñoz, durante su intervención de ayer.. /ELISA ARROYO/
Ángeles Muñoz, durante su intervención de ayer.. /ELISA ARROYO

Marbella ya puede emprender la reorganización de la gestión municipal con los mismos criterios que se aplican en las principales capitales de la comunidad autónoma. El pleno del Parlamento andaluz aprobó ayer por una amplia mayoría de 103 votos a favor y cuatro abstenciones (de Izquierda Unida) la inclusión de Marbella en el régimen de municipios de gran población. En la misma sesión se aprobó también la inclusión de Jerez de la Frontera, aunque en este caso por unanimidad.

La ciudad se acoge de esta forma a la ley andaluza que regula el acceso de las localidades al régimen de corporación de los municipios de gran población, y que fue aprobada con la unanimidad de los tres grupos parlamentarios el pasado 26 de noviembre de 2008. La decisión del Parlamento, no supondrá mayores recursos financieros para la ciudad, pero aporta mecanismos para la modernización de su funcionamiento administrativo y la mejora de los servicios públicos.

La sesión celebrada ayer en la cámara autonómica contó con la intervención de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, quien participó en el debate desde su escaño parlamentario para explicar la postura del Partido Popular. Muñoz defendió la inclusión de la ciudad en este régimen con el argumento de que se trataba de aprobar un reconocimiento administrativo de gran ciudad para un municipio «que ya lo es en todo lo demás». El parlamentario de IU José Antonio Castro defendió la abstención «positiva y escéptica» de su grupo con el argumento de que se han levantado expectativas desproporcionadas sobre los alcances de esta ley y por su desconfianza hacia el gobierno municipal de Marbella. Por el PSOE intervino el diputado autonómico por Málaga Mariano Ruiz Cuadra, quien obvió en su discurso cualquier referencia a Marbella e hizo una defensa genérica de la ley de grandes ciudades.

Larga reivindicación

En su intervención, Ángeles Muñoz afirmó que la declaración de Marbella como gran ciudad constituye una larga reivindicación que permitirá disponer de una organización interna para atender las exigencias y necesidades de los ciudadanos, y lamentó que este reconocimiento de la importancia de la ciudad no se haya producido antes.

Muñoz hizo referencia a las razones históricas, culturales, sociales y económicas que justifican su consideración como uno de los principales municipios andaluces, y citó algunos de los datos que reflejan el peso relevante de Marbella en la comunidad autónoma y su liderazgo en la economía. «Marbella es la octava ciudad en población censada, con 130.000 habitantes, por delante de algunas capitales de provincia, pero quienes vivimos ahí sabemos que la población real es mucho mayor», explicó antes de referirse a la condición de referente turístico y de servicios de la ciudad, con más de 15.000 plazas hoteleras. «Marbella representa el 26 por ciento de todas las plazas hoteleras de cinco estrellas de Andalucía, y tiene tres de los ocho restaurantes de la Comunidad con una estrella Michelin», recordó.

La alcaldesa recordó también los datos que sitúan a Marbella a la cabeza de la economía andaluza: quinta en renta neta, primera en número de vehículos por habitantes y en consumo eléctrico por habitante, quinta en número absoluto de líneas ADSL y primera si se calcula en relación a la población, relación que también se mantiene si se toma en cuenta el número de teléfonos fijos. «Representamos la primera ciudad en altas de actividad empresarial, somos una ciudad emprendedora con una gran capacidad para generar empleo y riqueza», enfatizó.

Muñoz recordó también que Marbella tiene los mejores centros educativos de Andalucía, bilingües y con docentes e instalaciones de primer nivel. «Pero son colegios privados. Ese el problema al que ahora se enfrenta Marbella -aseguró-, tiene la mejor inversión privada, pero la peor inversión pública que se puede pedir a una ciudad».

Centro regional

En ese sentido, la parlamentaria del PP recordó que su grupo recurrió en su día el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POT) porque se incluía a Marbella como ciudad media, y no como centro regional. «Es increíble que se meta a todas las capitales de provincia y a Algeciras y se obvie a Marbella», dijo antes de apuntar que en el plan que contempla la Junta el sistema de ciudades los centros regionales tienen derecho a una serie de inversiones y equipamiento que el Ayuntamiento reclamará ahora para Marbella. En ese sentido, Muñoz subrayó que el área de influencia de Marbella aglutina a 330.000 habitantes, más que el Campo de Gibraltar o las aglomeraciones urbanas de Huelva y Jaén. «¿Por qué se discrimina a Marbella?», se preguntó.

Antes de la alcaldesa había intervenido por Izquierda Unida el parlamentario malagueño JoséAntonio Castro, quien aseguró que después de que la gestora sentara las bases de la recuperación democrática del Ayuntamiento, el gobierno del PP siguió un rumbo distinto al no desarrollar el Reglamento de Participación Ciudadana o no delegar competencias en San Pedro. «No creemos que el mero hecho de concederle a Marbella el estatus de gran ciudad vaya a ser un acicate para que el equipo de gobierno pueda ponerlo en marcha», dijo. Castro reconoció que le disgusta el rumbo urbanístico de la ciudad «ni la preeminencia de muchos malayos», circunstancia en la que fundamentó la abstención de su grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos