El tranvía de Vélez-Málaga, un transporte marcado por los accidentes

Desde su inauguración en 2006, el vehículo ha protagonizado más de 30 siniestros, aunque ninguno de gravedad

A. PELÁEZSUR |

Descarrilamientos, colisiones con turismos, invasiones de las vías... El accidente de hoy no parece ser una anécdota; los pasajeros del tranvía de Vélez-Málaga han pasado por todo, ya que este medio de transporte se ha visto involucrado en más de una treintena de siniestros desde su inauguración en 2006. Ya sea por problemas en la regulación del tráfico, por fallos técnicos o por imprudencias de los conductores de turismos, el tranvía ha estado marcado por la mala suerte respecto a los accidentes, aunque ninguno de ellos haya sido grave. En el primer aniversario del tren, la Policía Local del municipio contabilizó 30 siniestros distintos, 12 debidos al propio funcionamiento de los trenes y el resto a elementos del trazado, desde la aletas de tiburón a semáforos y catenarias.

Pese a los intentos para evitar nuevos accidentes, lo cierto es que se han seguido produciendo. En abril de 2008, en la rotonda de La Mata y el polígono la Pañoleta, una furgoneta invadía la vía del tren sin ocasionar daños personales. Unos días después de ese mismo mes, un turismo se saltó un semáforo en rojo en la avenida Juan Carlos I y provocó una nueva colisión.

También han sido frecuentes los accidentes de coches que circulaban por el trazado del tranvía. En octubre de 2008, un conductor invadió el trazado y se quedó inmovilizado por las 'aletas de tiburón' que lo separan. El accidente, que sucedió en Torre del Mar provocó la paralización del servicio. Precisamente estas aletas de tiburón, elementos de hormigón anclados en el pavimento que tienen como finalidad evitar que el tráfico rodado invada las vías del tranvía, ha sido elemento de polémica y muchos vecinos han solicitado su retirada por ser causa de numerosos accidentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos