El PSOE denuncia vertidos de aguas fecales cerca del casco urbano de Gaucín

Afirman que uno de los puntos insalubres se localiza junto al colegio del pueblo y puede contaminar un arroyo cercano

VANESSA MELGAR | RONDA

El grupo socialista en el municipio de Gaucín, ahora en la oposición, ha denunciado la existencia de vertidos de aguas fecales en las inmediaciones del casco urbano de la localidad. De este modo, el portavoz del PSOE en Gaucín, Teodoro de Molina, ha asegurado que se han localizado hasta cuatro focos, concretamente, ubicados en el paraje conocido como el Portichuelo; junto al Puente del municipio, en dirección al arroyo de Las Palas; en el camino que une la zona de La Cruz con el Cerro Herrera y, también, junto a las casas de la finca Huerto Cuarterón, una promoción de 32 viviendas de renta libre que se está construyendo en Gaucín, al lado de la carretera que une el municipio con Manilva.

De este modo, De Molina ha insistido en que es esta última zona la que más preocupa a los socialistas, puesto que las viviendas están situadas junto al colegio del municipio y al arroyo Areta.

El socialista insiste en que los vecinos del pueblo se han quejado de la situación, por lo que el PSOE ha pedido al equipo de gobierno (PA y PP), mediante el registro de entrada de documentos del Ayuntamiento, la elaboración de un informe, por parte de los técnicos municipales, para conocer el alcance de la problemática, además de un informe de la Secretaría del Consistorio y de Urbanismo sobre el futuro vertido de aguas residuales de la promoción de las 32 viviendas.

Según denuncia el PSOE, la empresa constructora de las mismas podría verter las aguas residuales junto al colegio, en lugar de canalizarlas hasta la parte más alta del paseo de Ana Toval, por donde discurre la red de saneamiento. Para los socialistas, esta actuación tiene un coste más elevado, por lo que han sugerido a andalucistas y populares que destinen parte de la cuantía del Fondo Estatal de Inversión Local, puesto en marcha por el Gobierno para hacer frente a la crisis, a canalizar los vertidos hacia la depuradora, que se inauguró hace tan sólo un año. Además, Gaucín es uno de los pocos municipios de la Serranía que cuenta con depuradora propia. Para socialistas se podría incurrir en un delito medioambiental si los vertidos llegan hasta el cauce del arroyo Areta.