El primer carril bici se abrirá a final de año pero el resto tendrá que esperar al PGOU

El Ayuntamiento saca a concurso la obra para habilitar un circuito que recorrerá 3,2 kilómetros por la zona sur de San Pedro Alcántara

CRISTINA GONZÁLEZ| SAN PEDRO ALCÁNTARA
Los aficionados a la bicicleta -aquí en una reunión del colectivo 'Masa crítica- tendrán una zona, aunque sea modesta, para su uso y disfrute. /JOSELE-LANZA/
Los aficionados a la bicicleta -aquí en una reunión del colectivo 'Masa crítica- tendrán una zona, aunque sea modesta, para su uso y disfrute. /JOSELE-LANZA

A Marbella todavía le queda un largo camino por recorrer ante de convertirse en una ciudad habitable para los ciclistas, pero al menos ya se dan los primeros síntomas para integrar este medio de transporte en su día a día. El Ayuntamiento acordó ayer en Junta de Gobierno Local sacar a concurso la obra del primer carril bici del término municipal, que recorrerá 3,2 kilómetros por la zona sur de San Pedro Alcántara. En concreto recorrerá las avenidas Mediterráneo y Salamanca, que se conectarán por la parte norte con la avenida de Burgos y, por la sur, con el paseo marítimo sampedreño. Aunque el circuito sea modesto, los aficionados a las dos ruedas podrán recorrer la zona de Nueva Alcántara sin temor a que los coches les desestabilicen y sin tener que entorpecer a los viandantes cuando no les queda más remedio que circular por las aceras. El espacio estará acotado y reservado sólo y exclusivamente para los ciclistas, que además contarán con tres bolsas de aparcamientos donde dejar la bicicleta. Todavía habrá que esperar algunos meses. Según indicó ayer el primer teniente de alcalde de San Pedro Alcántara, Miguel Troyano, el carril bici estará operativo a final de año. Para que otros proyectos le den el relevo, habrá que aguardar algo más, al menos hasta que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) tenga todas las bendiciones. «Dentro del Plan General hay unos 15 kilómetros previstos pero a corto plazo no hay nada más», reconoció el concejal delegado de Circulación, Diego Eyzaguirre, sobre las limitaciones que marca el propio diseño urbanístico de la ciudad, en el que no se reservó espacio para este tipo de infraestructuras.

«Desgraciadamente esa es la situación, así que iremos paso por paso», incidió, al tiempo que señaló que lo «ideal» sería habilitar un circuito que conecte con las futuras vías verdes e incluso con los senderos de Benahavís. Aunque de momento, la idea es sólo eso, una idea. Los esfuerzos se centran ahora en el estreno del primer carril bici de la ciudad, que cuenta con un presupuesto de 426.000 euros, subvencionado íntegramente por la Junta de Andalucía. «Vamos a dar respuesta a una demanda vecinal muy importante», valoró Troyano.

Reivindicación

Algunas de estas reclamaciones, además, se han vuelto más que visibles. La llamada masa crítica, un movimiento espontáneo impulsado por aficionados a la bicicleta, se reúne cada penúltimo viernes de cada mes -a las siete de la tarde desde la avenida del Mar pero con itinerario desconocido- para dar un paseo por la ciudad como forma de reclamar un espacio para las bicicletas. La primera convocatoria, en marzo, congregó a un centenar de personas. La segunda, hace apenas unos días, algo menos público debido al mal tiempo.

Sobre el proyecto del primer carril bici, los aficionados lo definen sólo como un pequeño paseo. Su petición va más allá, a tener un circuito que recorra el término municipal de punta a punta para poder convertir la bicicleta en el medio de transporte diario. Al menos los de San Pedro Alcántara, una vez esté listo el túnel de la travesía y la avenida en superficie, sí podrán ir del centro a la playa.