Periana luce su aceite verdial

Suave y afrutado. Así es el 'oro líquido' de la localidad axárquica. Más de 15.000 personas participaron ayer en la décima edición de una jornada gastronómica en la que se homenajea al gran motor económico de la zona

EUGENIO CABEZAS| PERIANA
Los asistentes a la fiesta disfrutaron de un desayuno molinero, a base de pan, aceite, habas y bacalao. / E. CABEZAS/
Los asistentes a la fiesta disfrutaron de un desayuno molinero, a base de pan, aceite, habas y bacalao. / E. CABEZAS

Periana tiene en el aceite verdial su mayor patrimonio cultural, natural y económico. Y, por supuesto turístico. Como ejemplo, las más de 15.000 personas que ayer se desplazaron hasta la localidad de la Alta Axarquía para disfrutar del sabor único, suave y afrutado, de este oro líquido que se fabrica en las dos cooperativas del municipio, la de San Isidro Labrador, y la de San José Artesano, en la aldea de Mondrón. La celebración del X Día del Aceite Verdial fue todo un éxito de público y participación, en una jornada en la que las nubes se apartaron y el sol lució casi todo el tiempo.

«Cuando ha amanecido y hemos visto cómo estaba el cielo, pensamos que no vendría tanta gente, pero la verdad es que hay más público que nunca», comentó el alcalde, Adolfo Moreno, quien destacó que la cosecha de este año de la aceituna verdial -una variedad exclusiva que tan sólo se cultiva en esta zona de la Axarquía y en algunas tierras del norte de la provincia-, marcará todo un récord. «Éste es año de carga», explicó el regidor, quien destacó la apuesta por la comercialización bajo la marca 'aceite de Periana' que se está haciendo en los últimos años, para reducir el porcentaje de este oro líquido que se vende a granel.

Los asistentes a la celebración se mostraron encantados con las degustaciones gastronómicas, desde primera hora con el típico desayuno molinero, a base de pan con aceite, habas y bacalao, y posteriormente, con la gran paella popular repartida en la plaza junto al Ayuntamiento. «Es el primer año que vengo y la verdad es que me encanta el ambiente y, por supuesto, el sabor único del aceite verdial autóctono. Creo que me voy a llevar por lo menos una garrafa», dijo Manuel Olea, un jubilado de 75 años.

Junto a él, un grupo de mayores reclamaba a los voluntarios que servían las mesas más bandejas de pan con aceite, habas y bacalao. «Venimos desde Villanueva de Tapia. Allí también hay bastante aceite, pero el de aquí tiene un sabor especial, mucho más suave y afrutado», manifestó Francisco Páez, acompañado por su esposa, Isabel Ruiz. Entre tanto, el ambiente en las calles se iba animando, con la banda municipal, y los numerosos puestos instalados, donde se podían adquirir desde botellas del famoso aceite hasta dulces típicos, frutas y otros objetos de artesanía.

Junto a la plaza estaban los expositores de las dos cooperativas del pueblo. A sus 26 años, Yolanda Morales es gerente de la cooperativa San José Artesano de Mondrón. Según explicó, la cosecha de este año está siendo más larga y mayor, como consecuencia de las abundantes lluvias. En su caso tienen previsto recolectar 4,5 millones de kilos de aceitunas y producir alrededor de un millón de kilos de aceite. Por su parte, la de San Isidro Labrador molturará unos ocho millones de kilos para fabricar dos millones de kilos de aceite verdial. «Son cada vez más los vecinos que están volviendo al campo para cultivar sus olivos porque se han quedado sin trabajo en el sector del ladrillo», apuntó el presidente de la cooperativa San Isidro, José López.

Premiados

Tras el pregón que protagonizó la consejera de Gobernación, Clara Aguilera, se entregaron los premios 'Olivo Verdial 2008' a diversas personalidades que han contribuido al desarrollo y a la promoción de Periana. En este marco, el presidente de la Diputación, Salvador Pendón, entregó el Premio de Cultura a la actriz malagueña Remedios Cervantes. Además, en esta edición se otorgaron el Premio Andalucía al Club Baloncesto Málaga-Unicaja; el Premio Málaga a la delegada de Medio Ambiente, Remedios Martel; y el Premio Axarquía a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de la Axarquía (AFADAX).

Por la tarde, el ambiente y las ganas de diversión continuaron con varias exhibiciones de grupos folclóricos, y el festival Aceite Rock, con El País Musicano, Dry Martin y los locales Emboskada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos