La estación de cercanías en el Centro podrá conectarse con la línea del metro

Fomento iniciará tras el verano la remodelación de la terminal junto al río

AMANDA SALAZAR| MÁLAGA
VISITA. De la Torre, Bustinduy, Álvarez, Heredia y González Marín, ayer en Málaga. / ANTONIO SALAS/
VISITA. De la Torre, Bustinduy, Álvarez, Heredia y González Marín, ayer en Málaga. / ANTONIO SALAS

Dos cajas taladradas por ranuras de iluminación que se convierten en grandes antorchas a ambos lados del río, que miran al Centro de Arte Contemporáneo y que sirven como puerta a la Costa del Sol. Así es como el arquitecto José Seguí, creador también de la Ciudad de la Justicia de la capital, define su nueva obra: la estación del tren de cercanías en su último tramo Centro-Alameda. La estación estará además preparada para su conexión con las futuras entradas del Metro a su paso por la Alameda Principal.

Se trata los dos accesos que existían ya junto al edificio de Correos y calle Alemania que se remodelarán completamente con mármol negro preparado para repeler los graffitis y cristales anti-rotura, además del interior de la estación. Estos dos accesos se suman a un tercero construido hace unos meses en la calle Cuarteles. El proyecto también contempla la remodelación de los espacios urbanos colindantes.

Reforma completa

La Ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Antonio González Marín, presentaron ayer el proyecto, que incluye también la reforma de los andenes -que serán más anchos que ahora-, el sistema de iluminación y ventilación de las estaciones y la adecuación a la normativa para el acceso para personas con discapacidad física en la entrada de la calle Cuarteles, con un montacargas y taquillas adaptadas.

El arquitecto, José Seguí, explicó que en el interior del andén se colocarán unos grandes espejos que crearán un doble espacio y un juego de imágenes con los trenes y los pasajeros. El apeadero del andén se ampliará también unos metros.

«La dificultad del proyecto radica en que había que cambiar por completo la antigua estructura y crear unos accesos que se convirtiesen en un símbolo para la ciudad», indica Seguí.

Las obras comenzarán a partir de septiembre, tras los periodos de licitación y adjudicación, y podrían estar listas para la primavera de 2009. Contarán con un presupuesto de 5,4 millones de euros, una inversión por parte de Adif que servirá, según Magdalena Álvarez, para fomentar el uso del transporte público por parte de los malagueños. La ministra indicó que cada año emplean este servicio de cercanías 8,2 millones de pasajeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos