Junta y Consistorio impulsan la restauración de la Trinidad

Las administraciones plasmarán su compromiso en un protocolo para instar al Obispado a firmar el convenio

CARMEN MARTÍN| ANTEQUERA
Varias cornisas se desprendieron de la Trinidad en septiembre de 2006. / ARCHIVO / SUR/
Varias cornisas se desprendieron de la Trinidad en septiembre de 2006. / ARCHIVO / SUR

Desde que en septiembre de 2006 una tromba de agua provocó desprendimientos en la iglesia de la Trinidad, las conversaciones entre Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Obispado para restaurar el inmueble no han desembocado en ninguna actuación concreta. De ahí que la directora general de Bienes Culturales y el alcalde, Ricardo Millán, acordasen el pasado jueves la firma de un protocolo en el que ambas administraciones se comprometerán a realizar de manera inmediata la restauración de la iglesia, propiedad del Obispado y mantenida por la orden de los trinitarios.

El protocolo contemplará el compromiso del Ayuntamiento de restaurar las fachadas y espadañas a través del Centro Municipal de Patrimonio mientras que la Junta de Andalucía se comprometerá a firmar un convenio con el Obispado para la mejora de las cubiertas. Según Millán, la Consejería de Cultura ya ha manifestado que financiará el 50 por ciento de la actuación, pero falta que el obispado se comprometa a aportar el otro 50 por ciento restante.

Cabe recordar que el PP de Antequera se mostró en febrero de este año indignado, ya que el estado de deterioro de la iglesia de la Trinidad había obligado a la Fundación Prolibertas a reducir el número de inmigrantes y ex reclusos acogidos en las instalaciones de los trinitarios. No en vano, un año antes, en febrero de 2008, ya se había aprobado el proyecto básico de las obras que cifraba la restauración de la iglesia y parte del convento en 994.862,92 euros.

Teatro Torcal

Por otra parte, Millán afirmó también que el Ayuntamiento enviará en breve el proyecto de ejecución de las obras de reforma del Teatro Municipal Torcal a la Consejería de Cultura, después de haber modificado un par de cuestiones que exigía la Junta.