La restauración de la cantera logra salir del atasco y se acometerá a finales de año

Junta y Ayuntamiento inician los trámites para eliminar la cicatriz de la sierra benalmadense y convertirla en parque Los trabajos, a cargo de la propietaria de los derechos de explotación, tienen un plazo de al menos cinco años

FRANCISCO JIMÉNEZ| BENALMÁDENA
El impacto en la sierra de la antigua cantera es más que evidente. / F.J./
El impacto en la sierra de la antigua cantera es más que evidente. / F.J.

Sobre el futuro de la antigua cantera del monte Calamorro se ha especulado mucho, desde convertirla en una granja escuela hasta aprovechar sus 13 hectáreas de superficie para instalar una central de energía solar fotovoltaica. Sin embargo, lo único cierto es que la restauración de la explotación de áridos no ha llegado nunca a materializarse. Una situación que parece que por fin va a dar un giro de 180 grados, después de que Junta de Andalucía y Ayuntamiento hayan acordado iniciar los trámites para cerrar definitivamente la cicatriz que atraviesa la sierra benalmadense. Así lo anunció ayer la delegada provincial de Innovación, Pilar Serrano, después de concretar los últimos detalles del proyecto con el alcalde de la localidad, Javier Carnero, y los representantes de la empresa Aripresa, propietaria de los derechos de explotación del yacimiento y sobre la que recaerán tanto las tareas de recuperación de la zona para convertirla en un gran parque público como los 350.000 euros que se prevén invertir en el proyecto.

Según explicó Serrano, los trabajos podrían comenzar en el último trimestre del año, aunque antes habrá que elaborar un estudio geotécnico de los terrenos para definir con exactitud qué pasos se van a dar y, posteriormente, rubricar el convenio entre el Ayuntamiento y la firma filial del Grupo Cementos Portland. En cuanto a los plazos para concluir la restauración, las previsiones iniciales apuntan a unos cinco años prorrogables a dos más. «Es un proyecto largo porque estamos hablando de 13 hectáreas», destacó la dirigente del Ejecutivo autonómico. No obstante, se está barajando la posibilidad de acometer la actuación por fases para que los ciudadanos puedan ir disfrutando de forma progresiva del entorno ya regenerado.

Además, otro de los aspectos positivos es el compromiso que el Ayuntamiento ha arrancado a Aripresa para que los entre 20 y 25 puestos de trabajo que se generarán sean cubiertos por vecinos de Benalmádena.

«Desde la Junta vamos a poner todos los medios técnicos posibles para agilizar los trámites, de forma que el Ayuntamiento pueda conceder los permisos necesarios cuanto antes», comentó Serrano.

Por su parte, Javier Carnero, agradeció la «mediación fundamental que ha ejercido Innovación con la empresa para llevar a buen puerto el plan», al que se refirió como «uno de los proyectos esenciales de la legislatura». En este sentido, recalcó que el yacimiento es de titularidad municipal desde hace ocho años, por lo que lamentó que la restauración no se hubiera planteado antes.

Fotos

Vídeos