Clásicos en el Cervantes

Fernando Argenta y la Orquesta Filarmónica de Málaga ofrecerán el día 4 un nuevo 'Concierto en familia'

ROCÍO MOLTÓ GARCÍA| MÁLAGA
Fernando Argenta promete un concierto de lo más animado. / PALOMA HUCHA/
Fernando Argenta promete un concierto de lo más animado. / PALOMA HUCHA

Combinar niños con música clásica puede tener como resultado un cóctel difícil de digerir; pero si el 'barman' es Fernando Argenta, el éxito está asegurado. El 4 de enero, en el Teatro Cervantes tendrá lugar el segundo 'Concierto en familia' que organiza la Fundación Musical de Málaga y que correrá a cargo de la Orquesta Filarmónica de Málaga. La batuta de Pascual Osa dirigirá a los músicos y Argenta será el encargado de presentar el acto.

El programa incluye obras como 'Ruslán y Ludmila', 'Guapango' o 'La viuda valenciana'. Además, la pieza 'Música para los Reales Fuegos Artificiales' irá acompañada de un «espectáculo pirotécnico dentro del Cervantes», tal y como indicó ayer durante la presentación del concierto el responsable de actuaciones de la Fundación Musical de Málaga, Luis Naranjo.

Asimismo, Naranjo declaró que otro de los «puntos fuertes» del recital será la interpretación de la banda sonora de 'Los Picapiedra'. Además, está prevista la visita especial del 'perrosaurio' Dino, mascota de la familia residente en Piedradura. Y como colofón, la 'Marcha Radetsky' de Strauss, y fuera de programa, los tradicionales villancicos, tal y como adelantó ayer Luis Naranjo.

Con fines benéficos

Por su parte, el patrono de la Fundación Musical de Málaga José Luis López explicó que las entradas cuestan entre 6 y 9 euros y que la recaudación irá destinada en su totalidad a la ONG Un Día Por Ellos. También recordó cómo actuaciones de este tipo «sirven para allanar el ansiado camino hacia la capitalidad cultural de Málaga en 2016». Asimismo, López elogió a Argenta: «Hace los conciertos muy didácticos y consigue que los chicos participen e imaginen la música clásica».

Por su parte, el delegado municipal de Cultura, Miguel Briones, desveló que ya se han vendido todas las entradas para el concierto e, incluso, que hay una lista de espera. Al mismo tiempo, alabó el trabajo de la Fundación Musical de Málaga. Briones destacó por último: «No es un concierto al uso, ya que persigue un fin benéfico y además se celebra en unas fechas entrañables e ideales para acudir en familia».