El temporal se aleja tras dejar el día más frío en cuarenta años

La capital registró ayer la temperatura máxima más baja desde 1969. Turistas de distintos puntos se acercan a El Torcal para disfrutar de un día en la nieve

I. LILLO | MÁLAGA
EL TORCAL. Jóvenes, en una guerra de bolas de nieve. / A. FUENTES/
EL TORCAL. Jóvenes, en una guerra de bolas de nieve. / A. FUENTES

El temporal de frío proveniente del norte de Europa se alejó ayer de la provincia, pero fue suficiente para dejar una huella y una efeméride. La primera, una capa de nieve que atrajo a decenas de visitantes hasta la comarca de Antequera. La segunda, la temperatura máxima más baja desde 1969 en la capital, 9,8 grados. Para encontrar el registro mínimo más bajo habría que remontarse a 1990, cuando el mercurio marcó 1,6 grados (ayer fue de cuatro grados).

El día amaneció tan soleado que en unas horas derritió los restos de nieve que quedaban en pueblos como Teba, Cañete la Real o Almargen, eliminando a última hora de la tarde la capa blanca con la que habían despertado sus campos. No obstante, muchos quisieron disfrutar de la nevada del miércoles y ascendieron a los puntos más altos para tocar el manto blanco con los dedos. Así ocurrió en zonas como el Castillo de la Estrella de Teba, a 600 metros de altitud sobre el nivel del mar, o El Torcal, cuya cota más alta está a 1.475 metros.

Juanma García y Atmani Mrabet fueron algunos de los que protagonizaron esas batallas en la nieve que nunca se olvidan junto a sus compañeros del Instituto Carlos Álvarez, de Churriana. El centro había programado la visita desde hace tiempo sin saber que se iban a encontrar El Torcal nevado. No obstante, fueron previsores y tras conocer la situación meteorológica avisaron a los alumnos: «Guantes, bufandas y gorros», fueron las recomendaciones de su profesor de Lengua, César Cano.

Hasta el paraje también llegaron para ver los restos de las primeras nieves del año decenas de turistas, entre ellos, Agustín Padilla y Teresa Durán. Naturales de Antequera, pero residentes en Málaga, invirtieron la mañana en recorrer algunos puntos de la provincia que el temporal había dejado blancos. «Hemos estado en El Chorro y la nieve se ha conservado mejor que en El Torcal, aunque aquí todavía queda», aseguró esta pareja que intenta ver la nieve las pocas veces que cae en Málaga.