El puente tendría dos intercambiadores urbanos y su coste oscilaría entre los 500 y 800 millones

La construcción serviría para descongestionar el tráfico del centro de la ciudad y conectaría la zona Este desde la Cala del Moral hasta la barriada de Guadalmar

EFE
El puente tendría dos intercambiadores urbanos y su coste oscilaría entre los 500 y 800 millones

El PP ha pedido hoy que el Ayuntamiento de Málaga, la Junta de Andalucía y el Gobierno central se impliquen en el proyecto del partido referente a la construcción de un puente de once kilómetros sobre la bahía de la capital, que podría costar entre 500 y 800 millones de euros.

El puente, que se va a presentar en el Congreso de los Diputados como uno de los proyectos de futuro del PP para Málaga, serviría para descongestionar el tráfico del centro de la ciudad y conectaría la zona Este de la misma desde la Cala del Moral en el municipio de Rincón de la Victoria hasta la barriada de Guadalmar, con un plazo de ejecución que podría oscilar entre 36 y 52 meses.

El concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, ha insistido hoy que la infraestructura es "posible y viable técnica y económicamente" y completaría la circunvalación del tráfico junto con la proyección de la llamada hiperronda o la tercera ronda malagueña.

Con el puente, "Málaga entra en el horizonte de grandeza al cual la ciudad debe acercarse", ha apuntado Díaz, quien ha destacado que la construcción del mismo comenzará "cuando la sociedad malagueña quiera", y ha planteado que el PP "entiende el debate" que el proyecto genera, aunque ha especificado que con voluntad política, "el proyecto sería posible".

El puente de la bahía constaría de dos plantas: la superior destinada para el tráfico rodado con tres carriles por sentido, y en la parte inferior discurría el tren regional entre Algeciras y Motril, con carriles para bicicletas y espacios lúdicos para los peatones.

Dispondría de una estructura de hormigón armado pretensado, de tipología atiranada, y la distancia máxima entre el puente y la costa malagueña sería de 3,5 kilómetros, con un altura mínima de casi 70 metros para que cualquier barco que se dirija al puerto de Málaga pueda pasar por debajo del mismo.

Además, el pilote más alto tendría unos 130 metros, al igual que algunas grúas del puerto, y constaría de una serie de cables de acero de alta tensión para sujetarse entre cada uno de ellos con una distancia de unos 265 metros.

El concejal de Urbanismo ha asegurado que para estudiar la viabilidad técnica y medioambiental de esta infraestructura sobre la bahía de Málaga se ha elaborado un informe por un gabinete de prestigiosos expertos, que se ha hecho en base a que la población de Málaga supere a la de Sevilla en una década aproximadamente.

El puente tendría, asimismo, dos intercambiadores urbanos en cada uno de sus extremos para que los ciudadanos cambien el coche por el metro o los autobuses.

Díaz ha aseverado que el puente permitiría que Málaga fuese una ciudad de referencia a nivel regional y nacional, "como Nueva York, Sidney o San Francisco", y ha puesto de ejemplo las infraestructuras existentes en Hangzhou (China), Villau (Francia), Oresund (que conecta Dinamarca y Suecia) o Vasco de Gama (Portugal).