Los informáticos se manifiestan para defender el futuro de su titulación

Un millar de estudiantes, profesionales y docentes de Málaga recorren las calles del Centro para pedir que sus estudios se reconozcan en los próximos planes europeos

IGNACIO LILLO| MÁLAGA
MASIVA. Los informáticos temen que su título quede en papel mojado con la reforma de los estudios europeos. / ANTONIO SALAS. Vídeo: CANAL MÁLAGA./
MASIVA. Los informáticos temen que su título quede en papel mojado con la reforma de los estudios europeos. / ANTONIO SALAS. Vídeo: CANAL MÁLAGA.

«Por usar el Nero no eres ingeniero». Los informáticos de Málaga han llevado su malestar a las calles del Centro, en una manifestación que congregó ayer a un millar de estudiantes y profesionales, unidos para exigir el reconocimiento de su titulación por parte del Gobierno. La marcha, que partió a mediodía desde la plaza de la Constitución en dirección al Rectorado, obligó a suspender las clases en la Escuela de Informática ante la masiva afluencia de estudiantes, convocantes de las movilizaciones, con el apoyo de los profesores y del Colegio profesional.

La convocatoria pretende hacer visible el problema al que se enfrentan los profesionales, tras la exclusión de esta especialidad de las propuestas del Ejecutivo en el futuro Espacio Europeo de Educación Superior. Así como la negativa a concretar las atribuciones profesionales de estos titulados.

Para Julia S. Simón, miembro del consejo de estudiantes de la Escuela: «No tenemos atribuciones ni regulación. Nos niegan nuestras competencias y eso no se puede permitir, porque actualmente de la informática depende todo, y hace falta una formación de ingeniero para dirigir los proyectos de los que dependen millones de euros y personas, que no pueden estar en manos de personas no cualificadas».

Reconocimiento

Los estudiantes exigen, entre otras medidas, el reconocimiento de la titulación y un compromiso de regulación de sus atribuciones en doce meses.

En cabeza de la manifestación también se encontraba Gregorio Ambrosio, decano del Colegio de Ingenieros en Informática de Andalucía, con sede en Málaga. A su juicio, la estampa del momento, con los ingenieros esgrimiendo pancartas y pitando en la calle, es fruto de la indignación de los profesionales. «No tenemos una regulación de la profesión ni atribuciones; es una clara discriminación con el resto de las ingenierías que sí las tienen. Todas salvo la nuestra mantendrán su estatus».

Para Ambrosio, «de seguir así, nuestra titulación se va a disolver, porque van a aparecer muchos títulos 'de colores' y no se va a mantener la coherencia de la Ingeniería Informática. Esto prácticamente significa una disolución de la Ingeniería. Además, otras carreras pretenden tomar esas competencias para asegurarse su futuro».

Apoyo del profesorado

Junto a este, José María Troya, director de la Escuela de Informática, quien mostró el apoyo de la dirección del centro y de la conferencia de decanos y directores a las movilizaciones de los estudiantes. «Somos la única ingeniería que no está regulada profesionalmente. No se puede tener a más de cien mil trabajadores en España y no hacer ninguna regulación. Es una barbaridad». Se calcula que al menos tres mil especialistas trabajan y unos dos mil estudiantes se preparan para ejercer en la provincia.

Las movilizaciones continúan y el sábado tendrá lugar una asamblea nacional de profesionales, en la que se podría convocar una huelga en el sector; así como la posibilidad de llevar el asunto ante el tribunal europeo de Estrasburgo.