Un libro revela las medias verdades de la publicidad de los alimentos

Las falsedades o medias verdades de más de cien anuncios publicitarios de comida conforman el libro 'Conoce la verdad de los alimentos anunciados en TV', que acaba de editar el endocrinólogo Juan Madrid para enseñar al consumidor a leer las etiquetas nutricionales y dar a conocer las propiedades alimenticias de la cesta de la compra

EFE

Las falsedades o medias verdades de más de cien anuncios publicitarios de comida conforman el libro 'Conoce la verdad de los alimentos anunciados en TV', que acaba de editar el endocrinólogo Juan Madrid para enseñar al consumidor a leer las etiquetas nutricionales y dar a conocer las propiedades alimenticias de la cesta de la compra. Este libro, el sexto que publica este especialista en endocrinología y nutrición del hospital Virgen de la Arrixaca, de Murcia, y que firma junto al dietista Antonio Madrid, es fruto del seguimiento que realizó durante seis meses a más de cien anuncios televisivos de comida, tras lo que compró esos productos para comparar lo que su publicidad decía de ellos con sus propiedades. El libro explica en su primera parte el funcionamiento normal del organismo y la composición de los alimentos, y a partir de ahí glosa decenas de productos habituales en los hogares, clasificados en 21 grupos alimenticios. Criterio propio Con nombres y apellidos de marcas muy reconocidas de lácteos, comida rápida, helados, refrescos, conservas, galletas, frutos secos, patatas fritas, carnes, pescados y elaborados de pastas o verduras, entre otros muchos alimentos, estos especialistas en nutrición buscan la reflexión del comprador, y le urgen a que tenga la información nutricional adecuada para formar su propio criterio. La obra, narrada a modo de diálogo médico-paciente, explica los distintos componentes de los alimentos y la función de cada uno de ellos para el organismo, y muestra las etiquetas de los productos seleccionados para determinar con esa información si el alimento en cuestión es beneficioso para la salud. Según Madrid, la intención del libro es que el lector sepa lo suficiente para poder «traducir» sin dificultad una etiqueta de información nutricional».