Pablito

FOK Hine (Renacer), es el nombre en su idioma de Pablito, un entrañable personaje al que han conocido generaciones de malagueños por ser el primer chino que se estableció en la Costa del Sol, allá por el año 1962

FRANCISCO LANCHA
TRABAJO: Pablito junto a Juan Prado, que entonces era jefe de la Policía Local. / F. L./
TRABAJO: Pablito junto a Juan Prado, que entonces era jefe de la Policía Local. / F. L.

FOK Hine (Renacer), es el nombre en su idioma de Pablito, un entrañable personaje al que han conocido generaciones de malagueños por ser el primer chino que se estableció en la Costa del Sol, allá por el año 1962. Lo trajo a Torremolinos el consejo que le dio el entonces ministro de Industria de China. Pero este gran salto no lo dio desde el continente asiático, sino que lo hizo desde Brasil. De ahí el nombre de 'Pablito', que él mismo eligió por haber vivido durante un tiempo en la gran ciudad brasileña de San Pablo. Pablito nació en Cantón, al sur de China, ciudad que dejó en su juventud por no simpatizar con el régimen comunista. Su destino fue Hong Kong. Como un émulo del pequeño saltamontes de la serie televisiva de nuestros años mozos, Kun Fu, sólo supuso un alto en el camino, puesto que desde Hong Kong saltó a Brasil donde en la Ciudad de San Pablo montó un salón de té que contó, entre sus principales clientes, con el ministro chino de Industria. Fue precisamente este quien le aconsejó venir a España, ya que en ese entonces estaba en plena expansión el sector hotelero y hostelero, y más concretamente en la Costa del Sol. Su primer restaurante lo abrió en el Pasaje Begoña de Torremolinos, con un gran éxito. Pablito no tardó en ganarse la simpatía de los malagueños, quienes acudían desde distintos puntos de la provincia para degustar los exquisitos platos de la gastronomía china que preparaba en su establecimiento. Poco después abrió el Restaurante Cantón en la Plaza de la Gamba Alegre, centro neurálgico de las noches torremolinenses. Pero no fue el último establecimiento, y a éste le siguieron uno en Calle Antonio Girón y otro en Calle Maestra Miré. El primer supermercado chino en la Costa del Sol también abrió sus puertas de la mano de Fok Hine. Pablito fue un personaje singular. No alcanzó el relieve de Frutos, que era otra cocina más recia y castellana, ni obtuvo el índice de popularidad de 'El Titi' (Román Troncoso Rueda), o Américo, con sus apartamentos 'garçonière' sitos en El Pinar de Torremolinos, llamados 'Los Geranios'. Fok Hine fue un simpático personaje que caló en la clientela foránea y, sobre todo, en la autóctona, y puso su chispa exótica y original en una barriada entonces malagueña, Torremolinos, que se abría un ancho y futurible camino en el turismo internacional. Importantes artistas nacionales pasaron por sus restaurantes. Pablito contó entre sus clientes con personajes de la aristocracia europea, como los Duques de Windsord, el Príncipe de Dinamarca, y artistas como Marisol, Raphael, Anthony Quinn o Maurice Ronet, entre otros.