La UMA alquilará las cubiertas de las facultades para generar energía eléctrica

Las primeras placas fotovoltaicas se ubicarán en la nueva Escuela de Ingenierías, en la ampliación de Teatinos, que producirá hasta un megavatio de potencia El Complejo Económico Social y Medicina también se sumarán al proyecto

I. LILLO
MODELO. El diseño será similar a la pérgola solar de la sede de la Delegación de Innovación. / SUR/
MODELO. El diseño será similar a la pérgola solar de la sede de la Delegación de Innovación. / SUR

Las sedes de las facultades de la Universidad de Málaga servirán en breve para mucho más que para impartir clases y hacer exámenes. Las cubiertas de estos edificios también servirán para producir energía renovable, mediante la instalación de placas solares fotovoltaicas, capaces de generar electricidad.

El primer ensayo de esta fórmula ya está en marcha. Según informó a SUR el vicerrector de Infraestructuras de la UMA, Rafael Morales, pronto se destinará a este fin el techo de la nueva Escuela de Ingenierías (Politécnica e Industriales), cuyas obras están a punto de concluir en la zona de la ampliación del campus de Teatinos. El espacio disponible permitiría generar hasta un megavatio de electricidad.

El sistema de explotación es igualmente novedoso: se ha convocado un concurso público para que una empresa se ocupe de la instalación de la pérgola solar, su gestión y mantenimiento, a cambio de un canon de explotación. Tres empresas han presentado ofertas para hacerse con este jugoso espacio, y la ganadora tendrá que pagar a la Universidad 20.000 euros al año durante los 25 años que dura la concesión.

Ingresos

A cambio, recibirá unos ingresos anuales estimados del 7% de la inversión global (que es de 3,1 millones de euros) por la venta de la energía generada a Sevillana-Endesa, según explicó el vicerrector de Infraestructuras. El plazo de ejecución es de dos meses para la redacción del proyecto y de cuatro para las obras, por lo que comenzará a operar a principios del próximo año.

Unas cuarenta entidades manifestaron su interés por el proyecto, por lo que el vicerrectorado organizó una visita a principios de septiembre, en el que los potenciales inversores pudieron conocer las características del edificio y su ubicación.

El plan, que forma parte del programa de sostenibilidad de la UMA, es más ambicioso y se extenderá pronto a otras facultades, entre las que Morales señaló el Complejo Económico Social, que también se encuentra en construcción en los terrenos del nuevo campus universitario; y a la facultad de Medicina.

En los tres casos se construirá sobre la cubierta una estructura para situar los paneles, que cuentan con la ventaja de tener las vistas despejadas, por lo que podrán aprovechar al máximo la insolación. Además, Morales recordó otras ventajas de la generación fotovoltaica en el ámbito urbano, en especial la proximidad a la red. «Las conexiones son sólidas, por lo que es mucho más fácil inyectar la energía al sistema». El vicerrector de Infraestructuras recordó que la nueva ley de incentivos a la producción de energías renovables fomentará precisamente las instalaciones en cubiertas de edificios.

Provincia pionera

La provincia de Málaga es pionera en esta fórmula de explotación de energías renovables. El Ayuntamiento de Fuengirola ya alquila a privados durante periodos de 35 años los techos de inmuebles públicos para que se encargue de producir y vender la energía, y a cambio el municipio recibe un 8% de los beneficios. El consistorio sacará a concurso la instalación y el mantenimiento de huertas solares en trece dependencias del Consistorio que ofrecen una estructura apta para estos fines.