Manuel Hernández: «Hago radio porque me salva de mis neuras»

El periodista ameniza las noches de RNE con un programa en el que combina «formalidad con diversión»

C. ZARRANZ
VETERANO. Manolo H. H. lleva 25 años en Radio Nacional. / SUR/
VETERANO. Manolo H. H. lleva 25 años en Radio Nacional. / SUR

Manuel Hernández Hurtado, más conocido como Manolo H. H., ameniza las noches de RNE con su programa 'La noche menos pensada', que dirige desde el año 2006. El periodista radiofónico se incorporó a la emisora como redactor hace veinticinco años.

¿Cómo es 'La noche menos pensada'?

Es un espacio semanal que apuesta por una programación de calidad. Damos a la actualidad un tratamiento especial que huye de la radio de escape, esa radio que se hace por hacer. Tratamos de combinar la seriedad y el humor para conseguir un resultado completo.

¿Espacio multidisciplinar?

Más bien multicultural. Yo lo comparo con la elaboración de una receta en la que se mezclan varios ingredientes: la diversión y la formalidad. Quiero ofrecer a los oyentes una manzanilla para que les ayude a dormir cuando lo necesiten, pero también ese toque canalla que muchas veces buscamos después de una dura jornada.

¿Serenar almas es su objetivo?

Sí, disfruto con ello. También trato de alimentar las esperanzas más radicales. La ilusión y el engaño siempre van de la mano. Hay espacios que alimentan la mentira haciendo una radio sin contenido, eso es horrible.

¿Cuál es el secreto de la noche?

Al final del día, cuando llega la hora de acostarse es cuando intentamos hacer viajes interiores. Yo ayudo a la gente a viajar no para trasladarse sino para transformar, renovarse. Pretendo que mis oyentes huyan conmigo en una escapada cómplice.

¿Es una persona nocturna?

Muchas veces me he planteado hacer 'la tarde menos pensada', pero me encanta hacer este tipo de radio y la hago porque me salva de mis neuras.

Un español enciende la radio y ¿qué quiere escuchar?

Muchos elegimos las fórmulas musicales porque nos ayudan a evadirnos. Nos da tiempo y espacio para pensar.

¿Cómo es la radio en nuestro país?

Necesita urgentemente una revolución que lógicamente no ha llegado todavía. Aunque el medio goza de calidad, le falta mucha preparación.