Jesús Salazar: «Con la compra de Bertolli, la cuota del olivar andaluz en la marca italiana subirá un 60%»

El presidente de SOS Cuétara defiende que la firma italiana debe nutrirse del aceite de mayor calidad, «y el de aquí es el mejor». Con la adquisición, el grupo logra un cupo mundial del 22%

ALMUDENA NOGUÉS
RETO. Salazar dirige un grupo líder en producción de aceite. / SUR/
RETO. Salazar dirige un grupo líder en producción de aceite. / SUR

El pasado 21 de julio la gran familia SOS Cuétara dio la bienvenida a un nuevo y codiciado miembro: la firma italiana de aceites y vinagres de Unilever, Bertolli, que se sumó al clan de los hermanos Salazar por un importe total de 630 millones de euros. Con esta adquisición -en la que las cajas andaluzas han jugado un papel protagonista- el segundo grupo alimentario español en facturación conseguirá ser líder en el mercado de oro líquido en Estados Unidos y alcanzar una cuota mundial del 22%. El presidente de SOS Cuétara, Jesús Salazar, repasa en esta entrevista el alcance de la compra de Bertolli y su repercusión en el olivar andaluz.

La reciente adquisición de Bertolli, en sus palabras «la joya de la corona», les ha permitido afianzar su posición en el mercado mundial del aceite. ¿Qué ha significado este movimiento de ficha para SOS Cuétara?

La adquisición de Bertolli es una operación de enorme calado que incluye la venta de las marcas Maya, Dante y San Giorgio tanto de aceite de oliva como aceite de semillas y también las instalaciones productivas de Inveruno en Italia. Bertolli nos da para aceites, vinagres y para aceitunas la marca con más presencia mundial desde hace más de cien años. Esto nos permite pasar del 15% que teníamos de cuota mundial al 22%.Casi una de cada cuatro botellas de aceite de oliva que se venden en el mundo. Esta es una cuota de grandísima calidad, tanto en los países desarrollados, donde el mercado es muy importante, como en aquellos como China o India en los que aunque aún no lo sea nos da un liderazgo que nos permite crecer en la medida en que crezcan los mercados.

¿Y qué papel han jugado las cajas andaluzas en esta nueva apuesta del grupo?

Tenemos que remontarnos a diciembre de 2001 cuando ganamos la OPA con Koipe que nos permitió recuperar las marcas Carbonell, Koipe y Koipesol. Las cajas andaluzas eran miembros de Koipe y apoyaron desde dentro nuestra OPA. Ese fue el punto de partida. Además, nos prestaron dinero para que se llevara a cabo. Desde hace cinco años y pico han estado con nosotros y actualmente poseen un 27% del grupo. El 10% lo tiene Unicaja, Caja Granada un 5,9%, Cajasur un 5,7% y Cajasol un 5,1%. Siempre han estado en el capital de la compañía. Su apoyo sirvió para comprar la marca italiana Sasso en 2004, la compañía Carapelli un año más tarde y ahora, Bertolli. Con el grupo italiano incorporamos 105 millones de litros de aceite de oliva.

¿Cómo repercutirá esta operación en el olivar andaluz, al que su compañía está tan ligada?

Hay algo elemental. De esos 105 millones de litros, hoy apenas 10.000 toneladas son andaluzas. Y la marca Bertolli requiere el mejor aceite posible, en este caso, el aceite andaluz.

¿Entiendo pues que su idea es que el aceite andaluz tenga más presencia en Bertolli?

Totalmente. Mi idea es que su participación crezca en torno a un 60 o 70%. Es lo que ya estamos haciendo con otras marcas. El grupo compra básicamente en Andalucía.

A su juicio, ¿cuáles son las grandes bazas de nuestro oro líquido?

España es el mayor productor mundial de aceite de oliva y Andalucía representa en torno al 80%. El olivar andaluz es el más productivo y el de mayor calidad, a precios en general bastante competitivos. Y eso es precisamente lo que exige una marca como Bertolli: nutrirse del aceite de mayor calidad los doce meses del año. El de aquí es el mejor.

SOS Cuétara siempre ha puesto sus miras en la región como uno de sus puntos estratégicos de externacionalización. ¿Cuáles son sus proyectos de futuro en la comunidad?

El primero y más importante ahora es la consolidación de Bertolli, operación con grandes consecuencias en Andalucía. Luego tenemos un proyecto que va a tener gran calado a lo largo de los años que es la iniciativa 'Tierra', un plan estratégico que pretende aumentar la producción fomentado la plantación de olivar super intensivo. Además, nuestras dos fábricas más importantes están en Andalucía, en Córdoba y Jaén. Somos andaluces y por tanto nuestros objetivos están muy ligados con esta tierra. Y las cajas, una vez más, han tenido mucha culpa en ello. Nos ayudan mucho, estudian los proyectos industriales, nos respaldan en la financiación

Su objetivo era formar un grupo español líder en producción de aceite de oliva. ¿Ya puede dormir tranquilo?

Sentimos un gran orgullo en el grupo por haberlo logrado. Es un sueño. Hace solo cinco años Carbonell exportaba sólo 1.000 toneladas al año a EE UU. Hoy tenemos el 35% de la cuota de ese mercado y somos líderes en casi todos los paises del mundo.