Un tiburón con suerte

La aparición de un escualo el pasado domingo en la playa de El Morlaco provocó una disputa entre los bañistas que querían sacrificarlo y los que defendían su libertad. Ganaron estos últimos

SUR|
EXPECTACIÓN. Bañistas agarran por la cola al tiburón. / ARTURO JIMENA/
EXPECTACIÓN. Bañistas agarran por la cola al tiburón. / ARTURO JIMENA

Un escualo de la especie tintorera apareció varado el pasado domingo, en torno a las cuatro de la tarde, en la playa malagueña de El Morlaco, donde tuvo que ser ayudado por jóvenes del Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal (Cacma) para pasar la zona de boyas y dejarlo en libertad en alta mar.

En un principio, según indicaron desde Cacma en un comunicado, el temor de los bañistas originó una disputa entre los que querían sacrificarlo y los que querían defenderlo. Al final, estos últimos, en su mayoría jóvenes, se pusieron en contacto con el colectivo, quien ante la carencia de una embarcación para devolver el tiburón a aguas profundas, optaron por acompañar al escualo hasta pasada la zona de seguridad de los bañistas.

El colectivo consideró en el escrito al grupo de jóvenes como «baluarte de la lucha contra el maltrato animal» y explicaron que ello «demuestra que las estadísticas que dicen que más del 90% de estos jóvenes rechazan las corridas de toros es una muestra más del futuro animalista de este país».

Finalmente, desde el Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal recordaron que los escualos se encuentran en una «alarmante» situación de desaparición en el mar Mediterráneo. Una portavoz del Centro de Recuperación de Especies Marinas (CREMA) indicó que fueron informados, pero que no intervinieron en el rescate de este escualo excepto algunos consejos que transmitieron telefónicamente. La tintorera es un tiburón de cuerpo estilizado y alargado, con un hocico largo y cónico.

Tiene ojos grandes que, al igual que todos los 'carchariniformes', se encuentra provisto de una membrana nictitante, una especie de párpado semitransparente que va de arriba abajo y protege los globos oculares cuando luchan con su presa.

Posee cinco hendiduras branquiales, dos aletas dorsales, dos aletas pectorales, dos aletas anales y una aleta caudal. Tiene una coloración blanca en la parte ventral, y un azul metálico muy intenso en el resto del cuerpo.

Longitud y peso

Sus dientes, que se caen y son reemplazados constantemente, son de forma triangular con bordes aserrados. Tiene una longitud promedio de 2.5 metros y un peso de 80 kilos, aunque se han registrado casos de hembras adultas con longitudes superiores a los cuatro metros y un peso de hasta 220 kilos. Como particularidad cabe destacar que, dada la longitud de su nariz, su mandíbula se ha adaptado para poder morder sin problemas. La parte superior de la mandíbula es capaz de proyectarse hacia adelante, de tal modo que para morder no necesita alzar la cabeza.

Su alimentación se constituye básicamente de peces gregarios como caballas y arenques, y otros como el mero, jurel, bonito, gádidos, calamares y aves marinas, aunque también suele atacar a los humanos. Normalmente caza en parejas o grupos pequeños para ayudarse a dispersar los cardúmenes.

En su búsqueda de alimento puede recorrer grandes distancias. Unas tintoreras fueron capturadas, marcadas y liberadas en una región próxima a Massachussets (Estados Unidos) y fueron vistas 40 días después en España, a 3.220 kilómetros de distancia. Se estima que pueden recorrer distancias aún mayores, de hasta 5.500 kilómetros.

Fotos

Vídeos