Flamenco + matemáticas = arte

Investigadores andaluces crean un programa informático con el que identificar y clasificar los distintos estilos del cante hondo

TEXTO: JOSÉ GÁLVEZ FOTO: PABLO SÁNCHEZ
CANTE FLAMENCO. El software puede servir para determinar la procedencia de cada estilo./
CANTE FLAMENCO. El software puede servir para determinar la procedencia de cada estilo.

EL flamenco es sin duda una de las señas de identidad de Andalucía, un arte milenario que ha ido trasmitiéndose de generación en generación conservando su esencia a pesar del paso de los años. Ahora, para avanzar en su estudio, un grupo de matemáticos andaluces analizan cómo modelos computacionales pueden apoyar el análisis, caracterización y síntesis de la música flamenca. El proyecto se denomina 'Cofla' y está sorprendiendo a todo el mundo. Con este trabajo queda claro que las matemáticas sirven para todo.

José Miguel Díaz Báñez es matemático, investigador y un enamorado del flamenco. Su vida transcurre impartiendo clases de matemática aplicada en la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla, colaborando en el desarrollo de importantes proyectos de investigación sobre matemáticas computacionales enfocadas a aplicaciones como la clasificación de grandes bases de datos o problemas de tráfico aéreo en aeronáutica. Pero este científico tiene una segunda pasión que lleva gestando desde que era niño: los cantes por fandangos y soleares, entre otros. Su afición ha desembocado en el proyecto 'Cofla', una investigación única en España en la que las herramientas matemáticas sirven para analizar los distintos patrones musicales del flamenco.

El comienzo de la aventura se remonta a 2005, cuando se publicó el primer trabajo de este grupo de investigación sobre cómo hacer un estudio de similitud entre los distintos ritmos del cante hondo utilizando herramientas informáticas y operaciones matemáticas.

Con 'Cofla' se pretende realizar una abstracción automática de las propiedades musicales del flamenco, de manera que al introducir una pista de audio en el ordenador, el software específico extraiga el contorno melódico, el patrón rítmico y las características fundamentales de la armonía, evitando manipular las canciones con la intervención humana. Los investigadores sevillanos han contado para ello con el grupo de tecnología musical de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Gracias a estas extracciones automáticas será posible, según los investigadores, identificar las diferencias entre interpretaciones y realizar agrupaciones que clasifiquen los distintos estilos del flamenco, algo especialmente complicado debido a las características propias de la interpretación del flamenco, que no se rige por partitura alguna.

Estudian la procedencia

No obstante, según este estudio, gracias a las matemáticas es posible calcular la distancia entre diferentes melodías, lo que permite ordenar y caracterizar expresivamente esa caótica belleza de la música flamenca y usar este conocimiento para generar y procesar posteriores interpretaciones.

Los investigadores involucrados en este proyecto están desarrollando, además, un árbol filogenético para conocer la evolución de los estilos del flamenco como si de una especie biológica se tratara. De esta forma, se podría conocer a través del 'ADN musical', que no es otra cosa que la secuencia numérica de cada patrón rítmico, de dónde viene cada palo del flamenco. Los investigadores esperan que esta herramienta pueda ser utilizada para, junto con otros estudios de carácter histórico y musicológico, determinar la procedencia de cada estilo y encontrar posibles ritmos ancestrales.

Fotos

Vídeos