El Estado releva a Arreciado y se trae a Ceuta al delegado del Gobierno en Melilla

El Consejo de Ministros decidió ayer el cese de Jenaro García-Arreciado que será sustituido por José Fernández Chacón, procedente de la Delegación melillense. De la Encina señala que el nuevo representante gubernamental tiene entre sus misiones impulsar al Partido Socialista ceutí y colaborar en su reestructuración

JAVIER SAKONA
ESTILO PROPIO. García-Arreciado, llegando a Delegación. / SKN/
ESTILO PROPIO. García-Arreciado, llegando a Delegación. / SKN

Los cada vez más intensos rumores que asediaban la sede de la Delegación de Gobierno en Ceuta se han hecho realidad. El Consejo de Ministros confirmaba a mediodía de ayer la noticia que ya circulaba de boca en boca desde primera hora de la mañana: el Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) anunció el relevo de Jenaro García-Arreciado como delegado del Gobierno de la Nación en Ceuta y el nombramiento de José Fernández Chacón, hasta ayer delegado gubernamental en Melilla.

García-Arreciado reunió ayer a sus colaboradores en la sede de plaza de los Reyes para anunciarles el relevo antes de que el Consejo de Ministros lo hiciera oficial. Pero el ya ex delegado no pudo aclararles su destino a corto plazo y aseguró que ni el mismo sabe aún cuál será su siguiente puesto. Según la versión que ayer ofreció a SUR Salvador de la Encina, diputado por Cádiz y presidente de la Comisión Delegada del PSOE ceutí, Jenaro García-Arreciado deja Ceuta «a petición propia» aunque declinó explicar los motivos de su deseo. Otras fuentes apuntan a que si bien había pedido el relevo lo habría hecho a condición de un puesto concreto en la Administración General del Estado (AGE) en Andalucía.

La noticia no sorprendió a nadie pero vino acompañada de un interrogante: los porqués. Jenaro García-Arreciado había declarado públicamente su deseo de continuar en el puesto y, sin horizonte electoral cercano, no parece haber motivos políticos para el relevo más allá de los cambios propios en una nueva legislatura. Una explicación plausible puede estar lejos de Ceuta, concretamente en Melilla. José Fernández Chacón, sevillano de Utrera y gaditano de vocación, de 54 años, padre de cuatro hijos y licenciado en Químicas y doctor en Medicina, ha acabado un ciclo especialmente duro en Melilla que se cierra con un ascenso espectacular del PSOE melillense que rozó el diputado en las últimas Elecciones Generales.

Moderado y dialogante

Dicen de Chacón que es un hombre dialogante, de talante moderado y en sintonía con el PSOE melillense. Pero eso sí, poco apropiado para la dura contienda política que se avecina en la ciudad autónoma hermana. En cambio, el talante dialogante de Chacón lo hace idóneo para la plaza de Ceuta, con un PSOE en plena travesía del desierto y con la sede de la calle Daoiz vacía desde hace meses.

Chacón es, explica Salvador de la Encina, su amigo desde hace 25 años y compañero como diputado por Cádiz durante dos legislaturas. Por delante no tiene sólo su labor institucional, el partido le ha encomendado además la dura labor de acompañar a De la Encina en la tarea de reconstrucción del PSOE ceutí. El principal aval del nuevo inquilino de la plaza de los Reyes es, sin duda, la experiencia acumulada en la ciudad autónoma de Melilla en la que convergen factores y especificidades muy similares a las de la ciudad autónoma de Ceuta.

Vivas satisfecho

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ofreció ayer sus «primeras impresiones» tras conocerse la noticia de que José Fernández Chacón será el próximo delegado del Gobierno en Ceuta. Una persona que, según consideró Vivas por los contactos mantenidos, es «comunicativa» por lo que espera que se pueda seguir con las relaciones de cooperación entre ambas administraciones. Juan Vivas destacó su conocimiento de Ceuta, tanto por venir de una ciudad hermana como Melilla, como por su procedencia gaditana, y por lo tanto próxima a la ciudad.

El cambio es para el presidente una «decisión legítima del Gobierno» que la Ciudad respeta. Sobre el delegado saliente, Jenaro García Arreciado, Vivas le dedicó palabras de elogio, y es que según el presidente, olvidando «algún roce», se ha mantenido una colaboración estrecha en busca del interés general de los ceutíes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos