El bergantín de Bernardo de Gálvez volverá a surcar los mares

A. SALAZAR

Los astilleros Nereo reconstruirán el bergantín en el que navegó el marino malagueño Bernardo de Gálvez en un proyecto que pretende ser un homenaje a su figura y que estará acompañado de un simposio de la UMA que se celebrará entre los días 8 y 11 de mayo.

En 1781, la armada española luchaba codo con codo con los norteamericanos contra los ingleses, el gran enemigo de la corona en los mares. Era la guerra de independencia estadounidense. La guerra de Trafalgar y la vergüenza de la Invencible aún no se había producido. Eran tiempos de valientes, como Bernardo de Gálvez, un general malagueño nacido en Macharaviaya que con sólo unos 1.500 hombres y un pequeño bergantín tomó la ciudad de Pensacola, protegida por 14.000 ingleses.

Rafael Díaz, presidente de la Liga Naval de Andalucía y delegado de la Real Liga Naval Española, señaló que la construcción durará dos años y que está previto que el bergantín haga un recorrido de Málaga a Cádiz y Sevilla y que posteriormente cruce el Atlántico hasta Pensacola.