Pablo Cantos: «El cine es capaz de hacernos creer en el Paraíso y el Infierno»

El director malagueño presenta en ZonaZine su debut, 'Imaginario', una cinta que juega con la realidad y la ficción

FRANCISCO GRIÑÁN
EQUIPO. Jorge de Juan, Rosana Pastor, Pablo Cantos, Julián Villagrán y Zay          Nuba, ayer en el festival. / MARÍA SÁNCHEZ/
EQUIPO. Jorge de Juan, Rosana Pastor, Pablo Cantos, Julián Villagrán y Zay Nuba, ayer en el festival. / MARÍA SÁNCHEZ

'Imaginario' va de sueños. Y el sueño de su director, Pablo Cantos, es el cine. Ayer lo culminó. El esforzado debut en la dirección de este granadino afincado en Málaga se estrenó ayer en la sección ZonaZine del festival. 'Imaginario' es una cinta independiente, filmada en parte en la ciudad, y realizada a golpe de ilusión y entrega. Y aunque Cantos no pierde el sueño por los premios, una Biznaga del Festival de Málaga es una bonita fantasía.

'Imaginario' ha llegado al fin a la gran pantalla.

El proyecto arrancó hace tres años. Le hablé del filme a César Martínez Herrada, que es un productor insólito que lee los guiones, escucha y tiene palabra de honor. Me dijo que la haríamos y aquí está.

¿El presupuesto de 900.000 euros da para mucho?

Ha dado para un reparto en el que están presentes algunos de los mejores actores del cine español. Aún me parece imposible haber contado con actores tan enamorados y exigentes con su trabajo como Rosana Pastor, Jorge de Juan, Julián Villagrán, Zay Nuba, Antonio Dechent, Gary Piquer, Mario Zorrilla, Charlie Levi Leroy, Aníbal Soto, Raquel Infante, Miguel Zurita, Txema Blasco y Pepe González Rubio. Hasta hizo un papel Lucina Gil, bautizada este año con un Goya como directora. No sé por qué pero ahí están. Ése es mi orgullo.

'Imaginario' juega en la frontera de la realidad y la ficción...

La película es la suma de dos historias: en una de ellas, una antigua actriz, casada con un abogado jugador y endeudado, trata de apaciguar sus demonios escribiendo una novela; en la otra, un joven guionista quiere alcanzar el triunfo a cualquier precio, también a través de la Literatura. Hasta aquí todo es sencillo, pero lo vivido y lo inventado se enredan de modo que no resulta fácil distinguirlos. Igual ocurre en la vida, porque de ella hablamos: de la suerte, las mentiras, la traición, la necesidad de éxito y todas las escapatorias que nos hacen soñar para seguir viviendo.

Entregar a cambio

¿Vivimos en un mundo de ficción?

Vivimos un mundo que ha recreado lo que queremos ver. El lenguaje ha maquillado lo que nos gusta y ha exiliado lo que nos molesta hasta hacernos creer que somos quienes deseamos ser.

¿Y la ficción es una mentira?

Paradójicamente, las ficciones, si son buenas, nos devuelven imágenes más auténticas que las tomadas de la propia realidad. Por ello nos resulta atractivo entrar en las películas o en las novelas. El cine es el responsable de hacernos creer que al Paraíso y al Infierno se entra por nuestra calle.

Los protagonistas son una novelista y un guionista. ¿Cuánto de Pablo Cantos hay en estos personajes?

No sabría decirlo, pero me parece que no son un reflejo propio. Escojo este tipo de personajes porque sus trabajos están situados en la frontera entre la ficción y la realidad, de modo que ellos cruzan de un lado al otro con una naturalidad pasmosa; pero igual podría decirse de cualquier lector o espectador. Siempre me ha parecido extraordinario comprobar cuánto de cada uno de nosotros estamos dispuestos a entregar a cambio de que nos dejen soñar. Debe de ser que la ilusión pesa más que el desengaño.

¿Tiene escrita alguna novela?

Ninguna que merezca tal nombre. Tengo, eso sí, muchos amigos escritores que me proporcionan inolvidables ratos de lectura. Me conformo con escribir guiones y hacer películas con el mayor respeto hacia aquellos que van a verla.

¿Y cuántos guiones?

Tres largometrajes, y bastantes cortometrajes y documentales.

¿El éxito en los Goya de 'La Soledad' es un estímulo para los que buscan vías alternativas dentro del cine?

Indudablemente sí. A partir de ello, hay esperanza para el largometraje modesto porque se ha reconocido su existencia y su valor. Ahora sólo falta que sigan prestando atención a quienes buscan hablar de estas otras cosas.

¿Cómo ha retratado a Málaga en la película?

Una de las historias está ambientada en Málaga, de modo que mi ciudad se convirtió en un decorado. Eran las mismas calles y la misma luz de toda mi vida convertida en el lugar por donde andaban los actores diciendo el guión. Eso fue muy emocionante.

¿Qué espera del paso de 'Imaginario' por ZonaZine?

Me ha dado la posibilidad de que puedan verla mis paisanos; y eso, en sí mismo, es ya muy grande. Para mí es un honor que el cine Albéniz, que es mi infancia y que además sale en la película, haya sido el escenario del estreno.

¿Y cómo le sentaría un premio a la película?

Quedaría la mar de guapa con su Biznaga.

Fotos

Vídeos