Adif licita el segundo tramo de la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla

El presupuesto supera los 48,6 millones de euros y el plazo es de 36 meses. Las actuaciones mejorarán el recorrido entre Cortes y San Pablo de Buceite

SIRA R. LARA SUR
MEJORA. Un pasajero camina sobre un andén. / A. CARRASCO/
MEJORA. Un pasajero camina sobre un andén. / A. CARRASCO

El Consejo de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), entidad pública adscrita al Ministerio de Fomento, aprobó ayer la licitación del segundo tramo del proyecto de renovación de la línea Algeciras- Bobadilla, correspondiente al tramo entre Cortes de la Frontera y San Pablo de Buceite. Las obras contarán con un presupuesto de 48,6 millones de euros y tienen un plazo de ejecución de 36 meses.

La renovación de la línea ferroviaria se encuentra recogida dentro del conocido como 'Contrato Programa' entre la Administración del Estado y Adif para el período 2007-2010.

El pasado mes, Fomento licitó el primer tramo (Ronda-Cortes de la Frontera) con un presupuesto de 37,2 millones de euros.

Sólo queda por licitar el tercer tramo de este proyecto (entre San Pablo de Buceite y Algeciras). Posiblemente esta decisión se tomará en el próximo Consejo de Administración de Adif que tendrá lugar en el mes de mayo. El presupuesto para las obras del último tramo estará en torno a los 60 millones de euros.

El diputado socialista Salvador de la Encina, portavoz de infraestructuras en el Congreso de los Diputados, mostró ayer su «satisfacción» al conocer la noticia de esta nueva licitación y por el ritmo del proyecto. «Está avanzando a paso de gigante», afirma De la Encina.

El proyecto de renovación de la línea ferroviaria, que afecta a las provincias de Málaga y Cádiz, tendrá un coste total de 146 millones de euros y afectará a un recorrido de 106 kilómetros.

Las actuaciones comprenden la renovación de la vía, la instalación de sistema de control de tráfico centralizado (CTC), electrificaciones y adecuación de vías de apartado para cruces y adelantamientos.

Con todo ello, se pretende definir las actuaciones necesarias para que la línea sea capaz de servir de soporte de conexión al puerto de Algeciras y la comarca del Campo de Gibraltar con el resto de la red ferroviaria española y europea.

Las obras incrementarán la capacidad de la línea ferroviaria, para aumentar y mejorar el tráfico de mercancías actual, tanto del puerto algecireño, como de las grandes industrias, según resaltó ayer el diputado Salvador de la Encina.

«Asignatura pendiente»

«Era una asignatura pendiente de la comarca», señala, «un salto importante que necesita el Campo de Gibraltar en materia de infraestructura». El diputado recuerda que el proyecto se vio retrasado ya que en 2004 el Ministerio de Medio Ambiente lo rechazó por carecer de estudio de impacto ambiental.

El trazado atraviesa dos parques naturales y por ello necesitaba un estudio «serio y riguroso», señala De la Encina, que asegura que las obras se llevarán a cabo de manera «muy cuidadosa».

El socialista espera ahora que las empresas cumplan los plazos y que la línea esté lista en 2010, según lo previsto en los objetivos de la legislatura.

Actuaciones

Las obras prevén la ejecución de muros con pantallas de carriles, mallas de guiado y barreras rígidas y flexibles para aumentar la estabilidad de los taludes . También se dispondrá de tacones de escollera y muros de gaviones para aumentar la estabilidad de los terraplenes.

Se mejorará además el armamento de la vía actual mediante la sustitución del balasto existente por nuevas traviesas y desvíos polivalentes, de modo que se pueda montar un tercer carril en un futuro y de esta forma coexistir el ancho nacional con el ancha UIC.

También prevé medidas correctoras de integración ambiental y el cerramiento de la línea en estaciones y zonas urbanas, así como la reposición de viales y servicios afectados por las obras.

Fotos

Vídeos