Prisión incondicional para dos de los mandos de la Udyco detenidos

El juez del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Julián Cabrero, ha decretado prisión incondicional para dos de los cuatro mandos de la Udyco-Costa del Sol detenidos por presuntas irregularidades en registros, mientras ha decretado libertad con cargos sin fianza para los otros dos. Un responsable de la clínica Marbella Clinic, también detenido, puede abandonar la cárcel bajo fianza de 60.000 euros.

JUAN CANO
Agentes conducen a uno de los policías detenidos al interior de las dependencias judiciales. / JOSELE-LANZA/
Agentes conducen a uno de los policías detenidos al interior de las dependencias judiciales. / JOSELE-LANZA

El juez del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Julián Cabrero, ha decretado prisión incondicional para dos de los cuatro mandos de la Udyco-Costa del Sol detenidos por presuntas irregularidades en registros, mientras ha decretado libertad con cargos sin fianza para los otros dos. Un responsable de la clínica Marbella Clinic, también detenido, puede abandonar la cárcel bajo fianza de 60.000 euros.

El instructor imputa al responsable del grupo de la UDYCO en Marbella, C.F., delitos contra los derechos fundamentales, malversación y cohecho, y al inspector jefe de la UDYCO en Málaga J.A.M., los mismos delitos y además tenencia ilícita de armas, según ha informado el abogado de éste, Alfredo Herrera.

Por su parte, para el médico de una clínica de estética privada de Marbella detenido en la operación el juez ha dictado una orden de prisión provisional eludible bajo fianza de 60.000 euros, según fuentes judiciales

Eljuez de apoyo del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Julián Cabrero Pérez, decretó hoy libertad con cargos pero sin fianza para dos inspectores de la Udyco-Costa del Sol, I. P. S. y E. V. F., detenidos el pasado martes junto con otros dos compañeros de la misma unidad por presuntas irregularidades en registros domiciliarios, según informaron fuentes judiciales.

Desde la defensa de uno de ellos señalaron que a éste se le imputa inicialmente los delitos de allanamiento y malversación y precisaron que al agente no se le ha impuesto medida alguna "ni semanal ni quincenal", ni tampoco fianza. Además, aseguraron que en el interrogatorio se le ha preguntado de un único registro en el municipio de Coín.

Las fuentes lamentaron que esta investigación "se podía haber solucionado citándolo en el juzgado y no teniéndolo tres días en el calabozo" y se mostraron en contra de las imputaciones, por lo que aseguraron que se pedirá el sobreseimiento de la causa "porque los hechos no son constitutivos de delito". Ambos salieron de las dependencias judiciales sobre las 18.00 horas con la cara tapada.

Los cuatro inspectores de la Policía Nacional llegaron a las dependencias judiciales marbellíes alrededor de las 07.20 horas, procedentes de la Comisaría Provincial de Málaga, donde en días pasados declararon antes los agentes de Asuntos Internos llegados desde Madrid y encargados de la investigación.

Las declaraciones de los cuatro comenzaron sobre las 11.30 horas. Falta por conocer la situación en la que quedarán dos de los agentes de la Udyco arrestados y un médico vinculado a una clínica de Marbella, que también fue detenido junto con los policías y una intérprete en la misma operación.

Los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía desplazados a Málaga para detener a cuatro miembros de esa Comisaría Provincial iniciaron su investigación en 2006, a raíz de la información que les facilitó el anterior jefe de los arrestados, el comisario José Antonio Gutiérrez Valenzuela, que se encuentra ya en segunda actividad.

Pesquisas

Los cuatro mandos de la Udyco-Costa del Sol detenidos por presuntas irregularidades en registros comenzaban a declarar sobre las 11.30 horas su declaración ante el juez de apoyo del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Julián Cabrero Pérez, según señalaron fuentes de la defensa de dos de los detenidos. Los arrestados llegaron a las dependencias judiciales alrededor de las 07.20 horas, procedentes de la Comisaría Provincial de Málaga, en diferentes coches de policía camuflados. Paradas las 17.30 horas, el juez habría decretado libertad con cargos y sin fianza para dos de ellos.

Ayer fueron interrogados ayer durante horas en presencia de sus abogados por los agentes de Asuntos Internos que llevan la investigación. Según fuentes del caso, los funcionarios arrestados empezaron a testificar a primera hora de la tarde y de forma simultánea, aunque por separado. La toma de declaraciones se prolongó hasta la noche debido a lo dilatado de algunos interrogatorios, como el del inspector jefe responsable del Crimen Organizado, que duró cinco horas.

Las pesquisas se centran en presuntos delitos de malversación, revelación de secretos y contra la inviolabilidad del domicilio. Según las fuentes cercanas, la investigación ha abordado, entre otros aspectos, la actuación de los policías en una operación contra el crimen organizado desarrollada en 2007.

En aquella intervención, los agentes de la Udyco-Costa del Sol desarticularon una banda a la que se atribuyeron actividades delictivas como secuestro, tráfico de armas, atracos o narcotráfico. Entre otros presuntos delitos, a esta organización se le imputó el rapto de dos ciudadanos holandeses en Torremolinos.

Los agentes de Crimen Organizado realizaron en esa operación varios registros domiciliarios en la provincia, en los que tuvo que intervenir el Grupo de Operaciones Especiales (Goes) ante la peligrosidad de la banda. Ahora, las pesquisas de Asuntos Internos parecen centrarse en supuestas irregularidades en alguno de esos registros, de ahí que la investigación pretenda también averiguar si hubo apropiación indebida de algún bien.

Por su parte, el abogado que asistió al inspector jefe y a uno de los inspectores detenidos, Alfredo Herrera, deduce de las preguntas formuladas que los hechos investigados no guardan proporción con la magnitud de la repercusión que ha tenido el caso. El letrado no se pronunció respecto al contenido del interrogatorio por sigilo profesional y respeto al procedimiento, aunque quiso recalcar su absoluta convicción en la inocencia, profesionalidad y rectitud de los agentes.

Por este caso se han producido seis detenciones. Aparte de los cuatro mandos de Udyco, han sido arrestados un responsable de la clínica Marbella Clinic, especializada en cirugía estética, y una traductora de francés que trabajó como intérprete en comisaría. Los seis arrestados pasarán hoy a disposición judicial al cumplirse el plazo de detención de 72 horas.

Por otra parte, el subdelegado del Gobierno, Hilario López Luna, afirmó ayer en declaraciones a Punto Radio que, en principio, la Dirección General de la Policía va a abrir expediente disciplinario a estos agentes.

Los funcionarios arrestados están «muy cansados y destrozados anímicamente», según informaron a Efe fuentes cercanas al caso. Los policías, que permanecen incomunicados, han proclamado su inocencia a través de su entorno. Las fuentes han asegurado que muchos policías de la comisaría están con la moral «por los suelos» ya que ha sido un «mazazo» para el Cuerpo.