El espejo del progreso

Enrique Brinkmann, la plataforma Violencia Cero, Miguel Ángel Lopera, José María Troya, el Club Atletismo Nerja y, UGT, CC. OO. y la CEM, de forma conjunta, recibieron ayer sendos galardones con motivo del Día de Andalucía

TEXTO: LORENA CODES FOTO: SALVADOR SALAS
ENTUSIASMO. Los galardonados, junto a las autoridades, muestran su estatuilla de metacrilato con el escudo de la Junta de Andalucía./
ENTUSIASMO. Los galardonados, junto a las autoridades, muestran su estatuilla de metacrilato con el escudo de la Junta de Andalucía.

D IEZ años se cumplen ya desde que la Junta de Andalucía entregase en Málaga los primeros galardones para celebrar el 28-F. Desde entonces han sido más de sesenta los malagueños que han recibido este reconocimiento.

«El botón de muestra del progreso de la comunidad», en palabras del delegado del gobierno andaluz en Málaga, José Luis Marcos. Ayer tuvo lugar la ceremonia de entrega de estos premios a los seis distinguidos en esta edición en una gala celebrada en el salón de actos de la Escuela Superior de Telecomunicaciones e Informática de la Universidad de Málaga. Los méritos que les han hecho dignos de estos galardones son el reflejo de las transformaciones de esta tierra en la última década.

Rememorando el noventa aniversario de la llamada Asamblea de Ronda en la que se fijaron los símbolos que hoy muestran la imagen de Andalucía -el escudo y la bandera blanca y verde- Marcos aludió en la entrega de los premios a la paz y la esperanza que ya definiera Blas Infante como valores de nuestra tierra. Una paz social «a la que han contribuido muchos de los premiados» a lo largo de estos años y en especial, cuatro de los galardonados ayer agrupados en dos premios: la plataforma Violencia Cero y los sindicatos UGT y CC.OO. y la Confederación de Empresarios de Málaga de forma conjunta.

Progreso y paz social

«Por dar aliento a todas aquellas mujeres maltratadas», explicó la consejera de Cultura de la Junta, Rosa Torres, al presentar el premio concedido a la plataforma Violencia Cero, una organización que aglutina en Málaga a más de 33 colectivos de mujeres. Un merecimiento, que según su presidenta, Dolores Rodríguez «tiene un sabor agridulce» y que protagonizó uno de los momentos más emotivos de la gala al levantar al auditorio que la ovacionó con aplausos interminables.

También la lucha social se hizo patente en el premio que recogieron los sindicatos y la CEM . Los representantes de estos agentes sociales destacaron «el acuerdo y el diálogo» como los factores «decisivos para el progreso de la provincia» y agradecieron el premio «que aportará las fuerzas necesarias para seguir trabajando en estos objetivos», según palabras del secretario general de CC.OO., Antonio Herrera.

«Una paz y una esperanza que nos tiene a los andaluces en una posición de progreso», señaló Marcos. Precisamente por su contribución a la innovación y el avance de la sociedad malagueña fueron distinguidos el empresario Miguel Ángel Lopera, elegido uno de los 50 ejecutivos más influyentes de Estados Unidos en el sector del comercio y José María Troya Linero, director de la Escuela de Informática de la UMA e impulsor de uno de los grupos de investigación más pujantes del país en Ingeniería del Software.

El pintor autodidacta Enrique Brinkmann fue otro de los premiados a quien la consejera distinguió por «conseguir que el nombre de Málaga siga estando ligado al de la creatividad artística». Respecto al Club Atletismo Nerja, Torres dijo que es «un ejemplo del esfuerzo y del tesón durante 25 años». El acto concluyó con la melodía del himno andaluz interpretada por Rocío Alba y el maestro Guillermo Carretero al piano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos