Rajoy respalda a Arenas para un cambio con el que 'Andalucía despegue'

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno pidió hoy a los ciudadanos que apoyen el cambio político en Andalucía de la mano del Partido Popular para que la comunidad "despegue de manera definitiva" y se convierta en un "motor económico". Foto: Salvador Salas. Vídeo: Canal Málaga. Foto: Salvador Salas

AGENCIAS
Vídeo: Canal Málaga. Foto: Salvador Salas/
Vídeo: Canal Málaga. Foto: Salvador Salas

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió hoy a los andaluces que apoyen el cambio político en Andalucía de la mano del Partido Popular para que la comunidad "despegue de manera definitiva" y se convierta en un "motor económico", como lo son actualmente la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana o Murcia, las tres gobernadas por los populares. Rajoy hizo estas afirmaciones ante más de 6.000 personas en un mitin celebrado hoy en el Pabellón Deportivo Ciudad Jardín de Málaga, en el que estuvo acompañado por el candidato del popular a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas.

El líder popular afirmó que el cambio político "vale la pena, es necesario, es urgente y está ahí", y opinó que los dos "grandes proyectos" de Zapatero -cambiar España y la negociación política con ETA- han sidos "sus dos grandes fracasos".

Durante su intervención, Rajoy se preguntó por qué en Andalucía no puede ocurrir lo mismo que en esas tres comunidades, donde un buen día sus habitantes, pese a que parecía "imposible", apostaron por el cambio político tras muchos años de gobiernos socialistas. Ahora, esas regiones, en manos del PP, se han convertido en auténticos "motores económicos", según Mariano Rajoy, que deseó que Andalucía se encuentre entre ellas.

"Quiero reafirmar mi compromiso con Andalucía, a donde he venido muchas veces y puedo decir que la conozco y la siento", sentenció el candidato del PP, quien se mostró convencido de las "posibilidades" de esta comunidad, que tiene más de ocho millones de ciudadanos, que son su "mejor potencial". "Ahora, sólo necesita el cambio político para que despegue de manera definitiva", sentenció.

Asimismo, se refirió al candidato del PP-A a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, afirmando que, en los últimos cuatro años, ha hecho un enorme trabajo recorriéndose Andalucía de arriba a abajo porque "la siente y por eso va a ganar, que no nos quepa la menor duda". Recalcó que Andalucía va a tener dentro de muy "pocas fechas un nuevo presidente: Javier Arenas".

Este cambio será posible, ante todo, según el candidato a presidir el Gobierno, porque el PP tiene a los militantes "más fieles, los más aguerridos y los que tienen más determinación e ilusión, a diferencia de lo que ocurre en otros partidos".

Rajoy manifestó que el mismo compromiso que tiene con España y con Andalucía, lo tiene con la provincia de Málaga. En este sentido, afirmó que si gana las elecciones del próximo 9 de marzo impulsará el tren costero y la línea 3 del metro. "Hicimos el AVE y vamos a hacer muchas más infraestructuras en esta tierra", apuntó. Según Rajoy, se impulsarán proyectos de infraestructuras como los cercanías entre Fuengirola y Algeciras (Cádiz) y entre Málaga y Nerja. Asimismo, indicó que cuando el PP se fue del Gobierno de la Nación dejó en construcción 21 de los 22 tramos del AVE a Málaga.

Política económica

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno también hizo referencia hoy en Málaga a la política económica del PSOE que calificó de "pesadilla". Rajoy manifestó que si José Luis Rodríguez Zapatero gana las elecciones se volverá "a los tiempos del paro y del despilfarro". "Cuatro años de frivolidad los puede aguantar un país porque hay inercias, pero ocho años del señor Rodríguez Zapatero yo os aseguro que España no lo resiste".

Durante su intervención, en la que fue interrumpido en numerosas ocasiones por un público eufórico, el presidente de los populares acusó a los socialistas de volver a "las andadas" al "dejar las cosas como en 1996". "Son incorregibles", proclamó, para señalar que el Ejecutivo no ha sabido aprovechar la "herencia" que dejó José María Aznar.

Sostuvo que el gabinete de Zapatero ha sido "insensible con los problemas de la gente" y "eso es una enorme irresponsabilidad". "No hay nada peor que negar la realidad porque al final la realidad te acaba comiendo", advirtió Rajoy, quien en ningún momento se refirió en su alocución al debate que mantuvieron hace dos días en Antena 3 el vicepresidente económico Pedro Solbes y el 'numero dos' del PP, Manuel Pizarro.

"Nos han dicho de todo"

Rajoy señaló que a lo largo de estos cuatro años al PP le han dicho "de todo" y "seguirán" haciéndolo, pero recalcó que cuentan con un partido "gigantesco" que "aguanta, que está a las duras y a las maduras" pese a que en esta legislatura, subrayó, lo han querido "excluir y hacerle un cordón sanitario".

Rajoy, que se quitó la corbata por primera vez desde que arrancó la campaña electoral, recibió fuertes aplausos de los asistentes, que corearon consignas como 'Mariano presidente', 'Sí, sí, sí, el cambio ya está aquí', 'oa, oa, oa, Mariano a La Moncloa' o 'dales caña', a lo que Rajoy respondió: "Pues habrá que darles caña''. Le precedieron en el uso de la palabra la candidata al Parlamento andaluz, Esperanza Oña, la cabeza de lista al Congreso por Málaga, Celia Villalobos, y el candidato a la Junta de Andalucía, Javier Arenas.

Málaga es ciudad prioritaria para el PP y, de hecho, esperan subir un escaño en esta circunscripción (en las generales del 2004 lograron cuatro actas frente a los seis de los socialistas). Rajoy se ha volcado estos primeros días en Andalucía, ya que, el jueves abrió la campaña en Cádiz reivindicando la Carta Magna de 1812 y ayer visitó Córdoba. Además, la caravana electoral de los 'populares' cerrará en Sevilla la campaña el próximo 7 de marzo.