Unión, Progreso y Democracia completa las candidaturas electorales en todas las demarcaciones del territorio nacional

El crecimiento del partido de Rosa Díez responde a una “demanda real de parte de la sociedad”

SUR |Melilla

Emilio Guerra, candidato melillense al Congreso de los Diputados, ha manifestado su satisfacción porque su partido, Unión Progreso y Democracia, en tan sólo tres meses, ha conseguido completar las candidaturas al Congreso y al Senado para las próximas Elecciones Generales del 9 de marzo en las 52 circunscripciones electorales que componen el mapa nacional. A estas listas, hay que añadir las ocho candidaturas de la Comunidad Autónoma andaluza para las próximas elecciones autonómicas convocadas en la misma fecha.

El crecimiento del partido de Rosa Díez para el líder upedista local, responde a una demanda real de parte de la sociedad, disconforme con la oferta electoral actual -sectaria y carente de ideas-, y ha logrado lo que muchos pronosticaban imposible: presentarse en todas y cada una de las circunscripciones electorales de España, sin excepciones, tanto para el Congreso como para el Senado.

Las listas electorales de Unión, Progreso y Democracia, dibujan la realidad del partido: la mayoría de nuestros candidatos no tienen experiencia política tradicional el 90% de ellos nunca han pertenecido a un partido político-, pero, a diferencia de la mayoría del resto de los candidatos de los partidos parlamentarios, sí tienen trayectoria como ciudadanos activos en diferentes ámbitos de la sociedad civil asociativa. El 95% está ocupado en su trabajo, negocios o estudios, y no necesita un cargo para medrar ni para vivir de la política.

Además, en las candidaturas de toda España, se mezclan jóvenes, jubilados, profesionales y empresarios con trabajadores y empleados, militares jubilados -que participaron en la creación de la UMD bajo la dictadura-, poetas académicos y catedráticos reputados como Álvaro Pombo y Aurelio Arteta, que comparten compromiso con deportistas de elite como Álvaro Marichalar. En nuestras listas hay católicos y musulmanes que, alejados de posiciones radicales, comparten su confianza en la necesidad de un Estado laico que garantice la libertad de conciencia para todos. Es, pensamos, un extraordinario signo y testimonio práctico de la vitalidad democrática de la sociedad española.

Emilio Guerra, subraya que, pese a la amenaza terrorista, UPyD del País Vasco ha completado todas sus listas con residentes en el País Vasco, y ha podido exportar candidatos a otros lugares. Lo mismo ocurre en Cataluña y Madrid; en esta comunidad, el partido tiene más de 1.300 afiliados sobre los más de 5.000 registrados en la actualidad.

En Melilla, la progresión del partido es excelente y son muchas las personas interesadas en participar activamente, por ello Guerra cree que tenemos un magnífico futuro por delante y que en cada cita electoral iremos dando muestras de consolidación, finalizaba Guerra, porque nuestro mensaje es serio, creíble y fundamentado.