La Guardia Civil prevé nuevas batidas con voluntarios en busca de la menor de Mijas

El instituto armado analiza la información de las llamadas telefónicas recibidas. La familia descarta hacer más declaraciones y pide colaboración ciudadana

F. JIMÉNEZ AGENCIAS
CAMISETA. Amy Fitzpatrick./
CAMISETA. Amy Fitzpatrick.

La dirección de la Guardia Civil en Málaga prevé realizar nuevas batidas de rastreo en los próximos días para poder averiguar el paradero de la joven irlandesa de 15 años Amy Fitzpatrick, que desapareció el pasado martes en Mijas. Fuentes del instituto armado indicaron que se incrementará la organización y los medios empleados en la búsqueda, para la que se insistirá en solicitar la colaboración de los vecinos. Por su parte, la familia ha anunciado que no va a hacer por el momento más declaraciones y que, en caso de efectuarlas, será mediante una rueda de prensa como la convocada el sábado.

Asimismo, la Guardia Civil indaga la información aportada en las llamadas recibidas sobre el caso. Fuentes de la investigación informaron a Efe de que se han recibido llamadas «desde puntos muy dispares» para aportar datos que pudieran ayudar a localizar a la joven, por lo que se están investigando para determinar si la información es cierta o descartar las pistas en caso contrario.

A lo largo de la jornada de ayer, las patrullas de la Guardia Civil recopilaron información en la zona en la que desapareció la menor, pero no se llevó a cabo un rastreo con una participación amplia de personas, según las mismas fuentes, que anunciaron que se realizará en los próximos días si la chica continúa desaparecida.

Los padres de Amy denunciaron el pasado día 3 ante el cuartel de la Guardia Civil la desaparición de la joven, que fue vista por última vez sobre las 22.00 horas del día 1 al salir de la casa de una amiga, situada en la urbanización Calypso, en la que había trabajado como niñera, para dirigirse a su domicilio, ubicado en la urbanización Riviera del Sol, ambos en la zona de Mijas-Costa.

Descripción

La menor, de cabello moreno, delgada y con ojos azules, vestía un chándal gris con una camiseta 'Diesel' negra y un abrigo de este color. La familia ha distribuido una imagen de la joven con la citada camiseta para facilitar su búsqueda. Además, sus familiares han pedido públicamente ayuda a los ciudadanos españoles y a la comunidad británica residente en la Costa del Sol para tratar de localizarla, ante el temor a que alguien la retenga contra su voluntad.

A través de un manifiesto, su madre pidió a su hija que vuelva en el caso de que haya decidido marcharse voluntariamente. Ayer estaba previsto que llegara a Málaga el padre de la menor, procedente de Irlanda.