Luis Varela, actor: «Lo poco que sé se lo debo a Fernando Fernán-Gómez»

Actor todoterreno, la Academia de la Televisión le ha premiado por su papel de Gregorio Antúnez en 'Camera Café'

MATEO BALÍN
Luis Varela, actor: «Lo poco que sé se lo debo a Fernando Fernán-Gómez»

Luis Varela (Madrid, 1943) no sale de su asombro. Medio siglo tocando todos los palos del espectáculo y ahora, ya entrado en canas, recibe parabienes gracias a Gregorio Antúnez, el jefazo de 'Camera Café'. Reconocido como mejor actor por la Academia de Televisión, su currículo es tan extenso que no habría tinta para contarlo. Ha vivido del doblaje -hizo hasta de Fénix en el 'Equipo A'- y ha participado en cine, teatro y radio además de la tele. Su primera aparición en las tablas, con 12 años, estuvo dirigida por Fernando Fernán- Gómez, «un genial maestro de actores», recuerda.

Mejor actor de televisión por delante del mismísimo Imanol Arias.

Pues sí. Me ha caído a mí. He tenido mucha suerte. Entre nosotros hay mucho afecto y me consta que él está muy contento porque me lo hayan dado. Admiro a Imanol porque es un magnífico actor.

No le parece injusto que después de 50 años actuando le abrumen ahora con premios por triunfar en una serie.

Esta es una profesión en la que el reconocimiento viene cuando te viene y en el momento que menos te lo esperas. Lo más agridulce es no saber nunca cuando llega.

¿Dónde se vive mejor, detrás de la cámara, con el doblaje, o delante con la interpretación?

Son cosas distintas. Respeto mucho el doblaje pero la interpretación es más personal. Cuando doblo intento trasmitir la forma de ser del actor, me meto en su cuerpo. La primera fue con 10 años. Quién me iba a decir que, años después, acabaría siendo uno de sus protagonistas.

Trabajo con los grandes

Usted es una enciclopedia artística andante. Tendrá recuerdos a borbotones.

Buf....He trabajado con Peter Ustinov, Pepe Isbert, grandes divas de la opera y la zarzuela como Montserrat Caballé o Ainhoa Arteta, con el propio Fernando Fernán-Gómez en el teatro. ¿Cómo no voy a aprender de ellos!

Hablando de Fernán-Gómez, en 1955 ya trabajó a sus órdenes en el teatro y ahora, medio siglo después, le ha tenido que sustituir en 'Fuera de Carta', la que hubiera sido su película póstuma.

Cuando me llamaron para sustituirle pensé: «Qué locura». No soy ni la cuarta parte de actor que él ni tengo su físico. Su muerte me ha apenado mucho. Lo poco que sé lo debo a él. Don Fernando siempre ha sido un genial maestro de actores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos