La segunda fase de reforma del Clínico permitirá modernizar 200 habitaciones

Se eliminarán todas las estancias cuádruples del centro hospitalario para transformarlas en individuales y dobles con capacidad para 240 camas. El proyecto contempla la renovación de consultas y el incremento de ascensores

ÁNGEL ESCALERA
EL RECINTO. Las obras en el hospital se mantendrán aún durante tres años. / ARCHIVO/
EL RECINTO. Las obras en el hospital se mantendrán aún durante tres años. / ARCHIVO

Disponer de una habitación cómoda y en la que se cuente con intimidad es un factor que ayuda a sentirse mejor cuando se está hospitalizado. Dentro del plan integral de reforma que lleva a cabo el Clínico Universitario, se va a acometer la transformación de la torre A, obras que permitirán la modernización de casi 200 habitaciones. El proyecto contempla, asimismo, la remodelación de todas las consultas situadas en esa ala del centro hospitalario, el remozamiento de despachos y del área administrativa, así como aumentar el número de ascensores.

Lo más llamativo será que las habitaciones cuádruples que hay en funcionamiento en estos momentos se convertirán en individuales o dobles, lo que garantizará un mayor confort e intimidad a los enfermos. El número de estancias para un solo paciente se triplicará. Así, se pasará de 24 habitaciones individuales a 72. La cifra de las dobles será de 120. En total, habrá 240 camas. La inversión para esos trabajos será de unos 13 millones de euros.

Visto bueno del SAS

El proyecto de obras ya está redactado y en poder del SAS. Una vez que le dé el visto bueno, las obras se sacarán a concurso, proceso que está previsto que se lleve a cabo en diciembre, según dijo a este periódico el gerente del Clínico Universitario, Antonio Pérez Rielo. El siguiente paso será la adjudicación de los trabajos. La fecha prevista para ese trámite es el próximo mes de marzo. El comienzo de la reforma de las habitaciones será en junio.

«La obra que queda pendiente es de mayor volumen que la que se hizo para transformar la torre B del hospital, porque, además, se actuará en la zona intermedia que une ambas alas», afirmó Pérez Rielo. El plazo fijado para la culminación de los trabajos es de unos tres años, aunque se intentará rebajar ese tiempo todo lo que sea posible, manifestó el gerente.

El Hospital Clínico fue inaugurado en 1989. El diseño de su arquitectura se ha quedado obsoleto en muchos aspectos, sobre todo en lo referente a las habitaciones cuádruples, en las que los pacientes carecen de intimidad y disponen de un solo cuarto de baño, que deben compartir.