«El Hotel Larios mantendrá su carácter malagueño»

Este grupo español se hace cargo mañana de la explotación del establecimiento, cuya propiedad sigue en manos de la familia Quesada

PILAR MARTÍNEZ
PROYECTO. Enrique Sarasola, a la izquierda, junto a Gabriel Quesada,                               posan junto al piano del restaurante del Hotel Larios. / ANTONIO SALAS/
PROYECTO. Enrique Sarasola, a la izquierda, junto a Gabriel Quesada, posan junto al piano del restaurante del Hotel Larios. / ANTONIO SALAS

El Hotel Larios será a partir de mañana y durante 15 años el primer 'amigo noble' de la cadena española Room Mate y el séptimo miembro de este original grupo hotelero, que espera contar con seis establecimientos en Andalucía antes de fin de año. Enrique Sarasola, presidente de esta joven cadena con vocación urbana, de precios económicos, de hoteles con diseño y funcionales, explica la nueva andadura de 'El Larios', nombre con el que quiere que se siga conociendo a este céntrico hotel malagueño. Advierte de que los cambios serán mínimos, destaca el buen estado de las instalaciones y su deseo de que siga siendo un hotel muy malagueño.

¿Cuándo se hace cargo la cadena Room Mate del Hotel Larios?

El 1 de octubre, es decir, mañana.

¿Qué actuaciones tienen previstas llevar a cabo en este establecimiento?

La verdad es que el hotel está estupendo, por lo que vamos a hacer muy poca cosa. Prácticamente vamos a dar algún toque decorativo de Room Mate. La idea es no cambiar ni el estilo ni la decoración.

¿El cambio de gestión de la familia Quesada a Room Mate no va a implicar entonces grandes reformas?

Haremos una pequeña puesta a punto, que la va a hacer el malagueño Pablo Paniagua. Será un 'free style'.

¿Qué objetivos se marca esta joven cadena hotelera al hacerse con un segundo hotel en la capital malagueña?

El reto es tener cien habitaciones en Málaga, de ellas 41 en El Larios y 50 en el Lola, con filosofía Room Mate. Es decir, contar con la mejor ubicación en la ciudad, dar calidad y mucho diseño a un precio muy competitivo.

¿Qué inversión tienen previsto realizar?

Se gastará lo que haga falta. Será mínima dadas las condiciones del establecimiento.

¿Será rebautizado el hotel para seguir con la tradición de la cadena de identificar los establecimientos con nombres de persona?

Sí. Se va a llamar Marqués de Larios, que es uno de los amigos Room Mate y su perfil es muy divertido. Viene de una familia muy antigua de Málaga. Es bohemio y a la vez pintor. El arte es importante. El perfil que se le está haciendo en el grupo es muy simpático. Tanto que sus amigos le van a seguir llamando 'El Larios'. Todo el mundo lo conoce así y nosotros no queremos cambiar mucho las cosas sino más bien seguir en la línea llevada a cabo por Gabriel Quesada, director del establecimiento y miembro de la familia que mantiene la propiedad del inmueble.

¿Será el primer noble de la familia?

Sí, es el primer noble de los amigos Room Mate y mantendrá su carácter malagueño.

¿Qué les llevó a fijarse en este hotel, teniendo en cuenta que acaban de abrir otro en el Centro, el Lola?

Lo primero es que Larios es un emblema en esta ciudad. Después su ubicación y la decoración, que fue la más rompedora en su momento. Además se acopla muy bien a nuestra cadena.

Este hotel está vinculado a las tradiciones y la cultura malagueña. ¿Qué propósitos se marcan sobre esta estrategia?

Todo eso se va a mantener. Aunque nosotros nos hacemos cargo de la gestión del hotel a partir de mañana queremos seguir teniendo una relación muy estrecha con la familia Quesada. Por ejemplo, Gabriel Quesada se va a quedar con la explotación de la terraza, por tanto apoyamos todas las actividades culturales y artísticas que está llevando a cabo. A nosotros nos gustan y además vienen bien a la cadena. Vamos a seguir muy unidos a lo que ellos han organizado en Semana Santa o en la Feria de Agosto. Todo va a seguir exactamente igual.

Cuando se produce un cambio en la gestión de un hotel inquieta sobremanera el futuro de la plantilla. ¿Qué intención tiene este grupo respecto a este asunto?

Se garantizan los empleos tal y como están. La única diferencia es que nuestros hoteles no llevan restauración, por lo que será el aspecto que tenemos que resolver en cuanto a si lo subarrendamos o llegamos a un acuerdo con alguien para llevar esta parte del negocio. Esto es lo único que va a cambiar, pero tampoco implicará nada porque seguirá estando el mismo restaurante y el mismo personal.

¿Qué previsiones tienen de ocupación, hacia qué segmentos se va a enfocar y en qué mercados?

Con mantener la cuota de ocupación actual nos conformamos. Room Mate es una cadena con ocupaciones muy altas porque tenemos precios muy competitivos. Básicamente nos dirigimos hacia los clientes que cuidan su dinero da igual que tenga mucho o poco, lo que no quiere es tirarlo. Somos un grupo que ayudamos a la gente a cuidar su dinero. Tenemos mucho mercado extranjero, pero no nos olvidamos el nacional, que es nuestra base. En el exterior tenemos fuerza en Inglaterra y en América, porque hemos tenido mucha repercusión en estos países tanto a nivel de revistas de moda, de viajes y publicaciones especializadas.

¿Room Mate busca algún otro 'amigo' en Málaga?

De momento no. El cupo ya está cubierto. Las miradas se dirigen hacia otras provincias andaluzas. Estamos trabajando en Sevilla. En Granada vamos a inaugurar dentro de un mes otros dos hoteles más, además del que ya tenemos, llamado Miguelete. Abriremos uno en la calle Mesones, que se llamará Leo, y el otro está en el Realejo y llevará un nombre árabe de mujer. Todos ellos serán de tres estrellas, aunque nuestra filosofía no se basa tanto en este tipo de categoría sino en dar el máximo de servicios al mejor precio.

¿Qué pretensiones de expansión tienen en el territorio nacional?

El plan es brutal. El Larios es nuestra séptima incorporación y esperamos terminar el año con unos 20 hoteles. De ellos estarán en funcionamiento al finalizar este ejercicio entre doce y quince. El resto estarán en obras para abrir el próximo año. En la actualidad, están pendiente de inaugurarse los dos de Granada, tenemos proyectos en Oviedo, Miami, Buenos Aires, Estados Unidos y Salamanca. El objetivo es llegar a contar con una cartera de 31 hoteles en 2010.

¿Cómo va el Hotel Lola?

Va fenomenal. Como un tiro. Llevamos cuatro meses abierto y estamos encantados. El estreno en Málaga no ha podido ser mejor.

Fotos

Vídeos