Dan de alta a los tres últimos hospitalizados por el brote de legionela, que se da por cerrado

Se mantiene activo el sistema de control y vigilancia epidemiológica, tras registrarse dos muertes y 18 afectados por la enfermedad

AGENCIAS |MÁLAGA

Las tres últimas personas que permanecían hospitalizadas por el brote de legionela originado en el Club de Hielo de la localidad malagueña de Benalmádena han recibido el alta médica, según informaron hoy fuentes del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Estos tres afectados se encontraban ingresados en los hospitales Carlos Haya y Clínico Universitario de Málaga y en la clínica Xanit de Benalmádena, respectivamente.

Con estas altas se da por cerrado el brote de legionella, que se ha saldado con dos víctimas mortales y 18 afectados, aunque se mantiene activo el sistema de control y vigilancia epidemiológica, señalaron las citadas fuentes.

El pasado 9 de julio se produjo el primer fallecimiento, de un hombre de 68 años, J. P. O., y de nacionalidad británica, que había sido hospitalizado el 2 de julio con síntomas compatibles con la legionela. La segunda víctima mortal, D.W., se registró el 12 de agosto y fue un hombre de 63 años que pereció en el hospital Clínico Universitario, donde había ingresado el 29 de junio.

El número de casos de legionela detectados ascendió a 18 tras confirmarse el pasado 1 de agosto tres nuevos casos por parte de la Red de Vigilancia Europea de Legionela que tuvieron sus primeros síntomas días antes de que se produjera el cierre de las instalaciones, el 25 de junio.

Según la Delegación de Salud, todos los resultados han sido puestos en conocimiento de la Fiscalía, que ha incoado diligencias de investigación sobre el brote de legionella, del que tuvo conocimiento por la Consejería de Salud de la Junta y la Asociación del Defensor del Paciente.

Todos los afectados por neumonía viven o pasaban cerca de las instalaciones del Club de Hielo, en cuya torre de refrigeración se detectó una elevada concentración de legionella.

Los primeros resultados del análisis de las muestras de agua tomadas en la torre de refrigeración revelan una concentración muy elevada de 'Legionella Pneumophila' de tipo 1 (muy superior a las 10.000 colonias por litro de agua), que ha sido confirmada por los estudios realizados por el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

Además del cierre de la torre y la posterior clausura de las instalaciones decretada por el alcalde de Benalmádena, Javier Carnero (PSOE), a instancias de la Junta, en el municipio se acordó el cese del funcionamiento de fuentes ornamentales, la suspensión del riego por aspersión en zonas públicas y el aumento de los niveles de cloración de la red.