González, Aznar y Zapatero cierran filas contra el desafío independentista catalán

Los expresidentes, durante el coloquio en el Auditorio de Mutua Madrileña./Efe
Los expresidentes, durante el coloquio en el Auditorio de Mutua Madrileña. / Efe
Vocento 15 años | Foro de presidentes

Vocento reúne por primera vez a los expresidentes en un coloquio político con motivo de su 15 aniversario | Los exmandatarios han coincidido en la necesidad de buscar una salida política y en que la ruptura del Estado no se producirá

RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero han coincido en mantener que no existe un problema de convivencia entre España y Cataluña, el conflicto es entre catalanes. “España sin Cataluña, no será España. Será otra cosa que no se producirá”, ha sentenciado González. “Antes se romperá Cataluña, que se romperá España”, ha apuntado Aznar. “La deriva independentista es un viaje a ninguna parte”, ha completado Zapatero, quien considera que una reforma constitucional no solucionaría el problema catalán.

Más información

Los tres expresidentes del Gobierno han compartido por primera vez un foro político con motivo del decimoquinto aniversario de Vocento, y aunque el eje propuesto del debate eran los 40 años de democracia no han podido soslayar adentrarse en el debate catalán. Los tres han considerado que es el mayor desafío al que se enfrenta España, pero que es un reto sustentado en pilares argumentales falsos porque “no existe” un problema “de convivencia” entre España y Cataluña.

González ha precisado que no se trata de un problema territorial, es “de convivencia entre personas”, con un problema añadido, que “nadie cuestiona la identidad de Cataluña, pero nos cuestionamos la identidad de España” incluso los propios españoles. El exgobernante socialista, de todas maneras, ha insistido en que “la primera fractura es entre catalanes” por la “pulsión autoritaria” de un sector independentista que pretende imponer su criterio a resto de la sociedad catalana.

El expresidente y exlíder del PP ha contrapuesto los valores de la Constitución con los planteamientos secesionistas y ha planteado que ante “aquellos que quieren quebrar la convivencia hay que afirmar los valores constitucionales”. Aznar se ha mostrado optimista sobre la evolución de los acontecimientos porque el independentismo no impondrá sus tesis, pero ha criticado también a aquellos que ofrecen una reforma de la Carta Magna como contrapeso al separatismo. “La soberanía recae sobre el pueblo español, no sobre 17”, ha remachado en alusión a la propuesta del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Zapatero ha mostrado su confianza en la consistencia de las instituciones para afrontar el desafío. “Tengamos confianza en el Estado porque ya hemos sabido responder a otros retos” más graves, ha comentado en referencia a la larga lucha contra el terrorismo de ETA.

Los tres expresidentes también han hecho un repaso a sus experiencias como gobernantes, y entre otras muchas reflexiones González ha afirmado que no aspiran al agradecimiento de los ciudadanos, “como mucho aspiramos al reconocimiento” por haber dejado una España mejor que la que se encontraron. Un reto a que Aznar ha respondido que en lo que se refiere a su caso la respuesta es “razonablemente sí”. Zapatero ha recordado que su legado se puede resumir en dos puntos, la lucha contra ETA y el fin del terrorismo, y los avances legislativos en derechos sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos