Santiago Bergareche: «Vocento seguirá siendo pujante en quince años»

Santiago Bergareche, presidente de Vocento. / Ángel de Antonio

El presidente de Vocento da un emocionante discurso en el que recuerda y destaca los valores del grupo como la verdad, el pluralismo, la libertad y el buen hacer

JOSEFINA G. STEGMANNMadrid

Verdad. Con una sola palabra, con significado y simple y complejo a la vez, quiso el presidente de Vocento, Santiago Bergareche, centrar su discurso de bienvenida al acto de celebración de los 15 años del Grupo.

El Teatro Real fue el escenario elegido para conmemorar los 15 años de una empresa que, como recordó Bergareche, nació de la fusión en 2002 del Grupo Correo, el mayor editor de diarios regionales, y de Prensa Española, la editora de ABC.

Y la elección del lugar para celebrarlo no fue caprichosa. Bergareche recordó que el Teatro Real abrió sus puertas en 1850, tan solo cuatro años antes de la aparición del periódico en funcionamiento más antiguo de España: El Norte de Castilla, una de las cabeceras del grupo.

Pero aparte de la coincidencia cronológica, Bergareche quiso enviar otro mensaje. Que los lectores sigan siendo fieles a este periódico 163 años después de su creación no es atribuible a la casualidad, menos a la buena suerte. Vocento ha apostado por la verdad, pero también por la «libertad, el pluralismo y el buen hacer», añadió.

En un emotivo discurso, Bergareche puso en valor la apuesta de Vocento por el periodismo de calidad. Para ello recordó que buen periodismo y rentabilidad no solo son posibles sino también inseparables. Incluso en tiempos de crisis para la profesión. «El problema económico amenaza la clave de bóveda de los periódicos, porque no existirá un medio realmente libre e independiente sin una cuenta de resultados sostenible. Pero lo que nos ocurra a nosotros será también vital para la salud de la democracia, pues los electores toman sus decisiones de voto a tenor de lo que saben, y sin información les faltará conocimiento cabal».

Democracia, verdad, pluralismo, libertad. Son las palabras en las que Bergareche ha incidido para resumir 15 años de trabajo periodístico, defendido por los 2.700 empleados de Vocento y respaldado por 3,2 millones de lectores en los quioscos y 20 millones a través de Internet. «Estamos convencidos de que Vocento seguirá siendo pujante y vigente dentro de quince años, y también tras los quince siguientes. Aunque el desafío es arduo, resulta emocionante y confortador contemplar las webs de algunos diarios centenarios que forman parte de nuestro grupo, como ABC, fundado en 1891, que hoy es el tercer diario generalista español con más audiencia en internet, según el auditor de referencia; o “Las provincias de Valencia”, fundado en 1866, “El Comercio de Gijón”, de 1878, “La Rioja”, de 1889; “La Verdad de Murcia”, de 1903 o “El Correo de Bilbao”, de 1910».

En su orgullosa y destacada mención a las cabeceras del grupo, el presidente de Vocento quiso recordar “el ancla de cordura y la esperanza que supusieron los periódicos del Grupo Correo en tiempos de una violencia ciega, fanática y a la postre derrotada por la cordura. La vertebración aportada por nuestros diarios El Correo y el Diario Vasco, fueron fundamentales para lograr esta cordura a la que hacía referencia. Vocento es una compañía seria, honesta y fiable”.

Su discurso repasó el orgullo del trabajo del pasado, del presente pero tampoco quiso olvidar las perspectivas de futuro. «Internet es para los advenedizos una cancha para el oportunismo, pero constituye una gran oportunidad para los medios serios y profesionales. Si supimos hacerlo con las pesadas líneas de plomo o los kilómetros de teletipos, sabremos hacerlo también ahora, cuando todo se mueve a golpe de un solo clic. Lo difícil es ganarse el respeto, la confianza y la fidelidad de audiencia y anunciantes. No se consigue en un tuit, sino después de los más de 55.000 números que ha publicado hasta hoy Las Provincias, o los 41.000 del diario La Rioja».

Para finalizar, quiso recordar la frase del dos veces premio Pulitzer, Walter Lippmann, que defendía que no había ley más alta en periodismo que decir la verdad y avergonzar al mal. «En Vocento, creemos que tenía razón y vamos a seguir manteniendo ambos propósitos. Seguro que con ello y con una buena gestión empresarial, nuestro proyecto seguirá siendo sostenible por muchos años».

Fotos

Vídeos