El buen futuro de la prensa deportiva

Alfredo Relaño
ALFREDO RELAÑODirector del diario AS

Alguien dijo que las primeras páginas de los periódicos suelen ir ocupadas por los fracasos de la Humanidad. Que para encontrar los éxitos había que acudir a las páginas de deportes. O a las portadas de los diarios deportivos, me atrevo a añadir.

Esa es la ventaja de la prensa deportiva: convive con un mundo noble, de ideales, esfuerzos, marcas, éxitos, victorias. Claro que cada victoria implica una derrota, pero este es un ámbito en el que la derrota no es nunca deshonrosa. El deporte es el cultivo de las virtudes morales y físicas de la especie, por eso es tan grato trabajar en la prensa deportiva.

Y hay algo más: estoy persuadido de que desde nuestros periódicos deportivos se puede capear mejor el temporal que desde los generalistas. Por supuesto que nos encontramos las mismas dificultades: caída de la venta del papel, dificultades para rentabilizar las distintas versiones ‘on line’, necesidad de transformar las plantillas, de readaptar funciones, de experimentar, de aprender cada día, todos y cada uno. As está a punto de cumplir los cincuenta años. Se podría decir que durante los treinta primeros su dinámica no se alteró, salvo por algunos pequeños saltos en las técnicas de impresión. Pero desde hace veinte, se transforma de una manera uniformemente acelerada, en un camino difícil de trazar, un poco a oscuras y a puro machete.

Tampoco, como en la prensa generalista, los protagonistas de la información dan facilidades, sino al revés. El fútbol se ha metido en una torre de marfil, intenta establecer desde medios propios su ‘posverdad’. Llueven los desdenes, las amenazas. Algo de lo que, claro, sólo escapan los que adoptan actitudes serviles.

Pero si las dificultades son las mismas, las oportunidades son mejores. Tenemos una baza a explotar: la universalidad de nuestro deporte, particularmente de nuestra Liga de fútbol y, si se me permite precisar más, de la rivalidad Madrid-Barcelona, que se ha convertido en uno de los espectáculos favoritos de toda la tierra. Los partidos entre ellos, bautizados cono ‘El Clásico’, término arrebatado del Boca-River bonaerense (que nos perdonen el despojo) paran a muchísima gente en cualquier parte del mundo. También otros sucesos, en el fútbol y fuera de él. Manejemos unos contenidos sin fronteras.

Las nuevas tecnologías nos permiten llevar informaciones, imágenes y opiniones mucho más allá de lo que marca el límite de nuestras furgonetas. Ya va para dos años que en As tenemos en marcha cuatro ediciones digitales, en Chile, Colombia, México y Miami, ésta para los norteamericanos de habla hispana. Ediciones que combinan la información de España y Europa con la de cada uno de esos países, y que aportan unos ingresos de publicidad propia. También tenemos edición en inglés, que pica mucha gente por aquí y por allí. Y preparamos ediciones para otras regiones de la Tierra, hacia el Este, una vez comprobada la buena marcha de las que abrimos en primer lugar, en condiciones más sencillas, por la proximidad cultural y por el idioma.

Fotos

Vídeos