diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 18 || Mañana 11 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El PSOE andaluz arranca la maquinaria para celebrar las primarias el 29 de julio
Actualizado: 16:19

ANDALUCÍA

El PSOE andaluz arranca la maquinaria para celebrar las primarias el 29 de julio

28.06.13 - 01:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El PSOE andaluz arranca la maquinaria para celebrar las primarias el 29 de julio
José Antonio Griñán y Susana Díaz. :: Efe

La maquinaria ya está en marcha. Solo un día después de que José Antonio Griñán anunciara de forma sorpresiva que se retira, que no repetirá como candidato a la presidencia de la Junta para dejar paso a «savia nueva» en su partido, la sucesión ya tiene fecha. La ejecutiva regional del PSOE acordó ayer tarde convocar para el próximo 29 de julio la celebración de primarias, por las que en torno a 45.000 militantes podrán depositar el voto en una urna para elegir al candidato a la Junta y en consecuencia a su nuevo líder en Andalucía.

Será la primera vez que se celebren unas primarias del PSOE andaluz, aunque sus militantes ya cuentan con la experiencia de las que eligieron a José Borrell frente a Joaquín Almunia para las elecciones generales de 2000. El aparato del partido que todavía dirige Griñán ha diseñado con rapidez todo el proceso. El plazo para la inscripción de candidatos será del 2 al 17 de julio. Necesitarán el aval del 15% de la militancia, unas 7.000 firmas, cifra sin concretar hasta que no se cierre el censo el próximo martes cuando el comité director apruebe la convocatoria de las primarias.

La consejera de Presidencia, Susana Díaz, es la única aspirante conocida hasta ahora y dado el apoyo que tiene de todas las direcciones provinciales del partido salvo la de Jaén, se perfila como la ganadora de las primarias. Sin embargo, Díaz permanece en silencio. No anunciará su candidatura hasta que el comité director se pronuncie el próximo martes. Lo hará el viernes día 2 de julio, cuando se abre el plazo, en un acto en Antequera.

Díaz es la candidata oficial, la señalada por Griñán y cuenta también con el respaldo del número dos del PSOE andaluz, Mario Jiménez, aunque este no quiso expresarlo abiertamente. Al ser preguntado por ello, Jiménez respondió que ya decidirá en su día si hace explícito su apoyo a un candidato o dejará que la urna guarde su secreto. Es un gesto más de la estudiada y cuidadosa manera en la que el equipo de Griñán tiene diseñada y preparada su sucesión. Jiménez explicó que la ejecutiva regional aprobó por unanimidad no proponer ningún candidato y está previsto que tampoco lo haga el comité director, el máximo órgano entre congresos.

Griñán volvió a insistir ayer en declaraciones a los periodistas que tiene pensado agotar la legislatura y descartó que vaya a adelantar las elecciones porque el pacto con IU funciona bien.

Lo mismo dijo Mario Jiménez, si bien al ser preguntado este por la urgencia de la convocatoria, admitió que puede haber un adelanto electoral no tanto porque no funcione el bipartito sino por que «contingencias externas» fuercen a ello. Jiménez dio a entender que la política del Gobierno central puede llevar a exigencias a la administración autonómica con las que IU pueda no estar de acuerdo.

Sucesor o candidato

Esta teoría no convence a los críticos, que empiezan a movilizarse y que cuestionan sobre todo la urgencia de las primarias. El diputado por Sevilla Alfonso Gómez de Celis se pregunta como muchos militantes (sobre todo a través de las redes sociales) a qué se deben tantas prisas. «¿Elegimos en realidad al sucesor al presidente del Gobierno andaluz o al candidato a la Presidencia?», cuestiona en declaraciones a Europa Press en alusión a la percepción común de los socialistas de que Griñán quiere irse pronto de la política y dejar su sucesión amarrada.

«Con absoluta normalidad, sin prisas y sin pausas», dice Mario Jiménez sobre las primarias, pero en el factor sorpresa y la urgencia de estas subyace también la intención del aparato de Griñán de controlar la sucesión sin dejar demasiado tiempo a que el proceso abra en canal al partido y este salga dividido o se malogre la operación de dejar a Susana Díaz como la sucesora. «Estas jugadas no se hacen para perderlas», se sinceró un afín a Griñán en alusión al malestar de los críticos.

Celis, con una enemistad con Susana Díaz heredada de los tiempos en que ambos militaban en las Juventudes Socialistas y coincidieron como concejales en el Ayuntamiento de Sevilla, ha solicitado a la ejecutiva federal que tercie para que las primarias se aplacen a octubre y contemplen la participación de simpatizantes, propuesta sobre la mesa del PSOE previsto aprobarse en la conferencia de este partido de otoño. Ferraz no puede hacer nada, la competencia de las primarias es exclusiva de la dirección andaluza, como recordó Jiménez.

Se lo tiene que ganar

Los críticos tocan varias puertas para conseguir candidato. La exconsejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, política afín a Zarrías, les ha dicho que no. A la palestra ha salido Luis Planas, consejero de Agricultura, aunque no está claro si dará el paso de presentar candidatura.

El convencimiento general en el PSOE, incluidos los críticos, es que al final será Susana Díaz la que gane las primarias se presente quien se presente, pero también entre los suyos hay quienes piensan que sería bueno un adversario para legitimar la elección y para que a la futura lideresa del PSOE andaluz no le parezca todo un camino de rosas. «Se lo tiene que ganar», sugiere otro socialista. Díaz ya tiene experiencia. Ganó sin problemas un congreso difícil el pasado año, el de la secretaría provincial de Sevilla, en la que se enfrentó al carismático alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, hoy parece que ya no entre los críticos.

Estará en el Gobierno

Griñán tiene claro que quien quiera que gane estará en su gobierno. Si es Susana Díaz, lo previsible, mantendrá su cargo de consejera de Presidencia, pero con mayor proyección institucional incluidas las visitas periódicas a las distintas provincias. Si es otro candidato que no está en el Gobierno, el presidente lo nombrará consejero. El futuro líder socialista también llevará todo el peso orgánico del partido, incluidos mítines, con las elecciones europeas de 2014 como primera prueba de fuego. El PSOE descarta un congreso extraordinario para que el candidato sea elegido secretario general.

Griñán se limitará mientras siga de presidente a un papel meramente institucional y de bajo tono. En su entorno dan por seguro que no entrará en colisión con el candidato y que tampoco habrá bicefalia. «Griñán está de retirada, no tiene sentido que busque rivalidad con el candidato, le dará todo el protagonismo», afirma un cercano al presidente.

En Tuenti
--%>
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.