diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 22 || Mañana 15 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Leticia Chen: «Queremos que Málaga mire con mejores ojos a la comunidad china generando empleo y oportunidades de negocio»

MÁLAGA

Leticia Chen: «Queremos que Málaga mire con mejores ojos a la comunidad china generando empleo y oportunidades de negocio»

Presidenta de la Asociación de Empresarios Chinos en AndalucíaConvertir Málaga en sede de grandes firmas del país asiático para la distribución comercial por Europa es uno de los objetivos de este nuevo colectivo

17.03.13 - 10:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Habla con seguridad y convencida de que su iniciativa dará buenos frutos. Leticia Chen (Taiwán, 1966) se ha puesto al frente de un ambicioso proyecto con el que pretende generar empleo y oportunidades de negocio en Málaga convirtiéndola en una plataforma empresarial para la distribución de productos y servicios chinos por el continente europeo. La presidenta de la Asociación de Empresarios Chinos en Andalucía, presentada hace unos días en la capital, se ha marcado como principal objetivo atraer a grandes empresarios orientales que están dispuestos a invertir hasta 15.000 millones de euros en Europa. Y porque cree firmemente que Málaga tiene potencial para ello, «ahora nos toca currar». Pero no quiere hacerlo sola y pide el apoyo de las administraciones y los empresarios autóctonos para que su reto se convierta en realidad.

-¿Cómo surge esta asociación?

-Tuve esta idea hace cinco años. Hace falta una casa para que se sientan cómodos, donde puedan resolver sus problemas administrativos o legales. Porque los chinos son muy individualistas, cada uno va a lo suyo. No hay una unión y es una pena. No se atreven a expresarse y son muy conservadores y desconfiados, pero creo que ese miedo puede desaparecer teniendo un buen conocimiento del idioma y de la cultura.

-¿Cómo les perjudica esa desconfianza desde el punto de vista empresarial?

-Si no cuentas tu problema, nadie te puede ayudar, y puedes cometer errores o infracciones que acaben en multas o problemas judiciales. Desde la asociación les podemos aconsejar al respecto.

-¿Cree que esta excesiva discreción hace que haya prejuicios o que se piense que ocultan algo?

-Sí, por eso creo que tienen que ser más abiertos. Y por eso vamos a organizar en Málaga encuentros de intercambio y cooperación entre empresarios chinos y españoles. Queremos hacer un plan de actividades durante todo el año para que vengan empresarios andaluces y chinos, ya sea que estén afincados aquí o en su país. Y necesitamos contar con la Junta de Andalucía y con el Ayuntamiento para elaborar un plan de trabajo integral. Nosotros estamos haciendo la promoción de Andalucía para captar inversores, pero estos no vienen aquí simplemente a traer dinero, quieren ver mercado y tener aliados que colaboren para expandir el negocio.

-¿Qué tipo de colaboración busca por parte de la administración?

-Apoyo económico para financiar las actividades. Lo que queremos es traer cada mes a una delegación de empresarios chinos de un sector determinado y organizar en Málaga un foro anual de comercio entre Europa y China y así, además, incentivamos el turismo de negocios.

Hoteles, casinos y hospitales

-¿Han contactado ya con empresarios chinos interesados en invertir fuera?

-Si, el potencial inversor es de unos 15.000 millones de euros. Yo tengo contacto con personas que quieren comprar casinos, hoteles, urbanizaciones enteras, que quieren invertir en hospitales o residencias de ancianos. Ya me están pidiendo información y nosotros estamos aquí para pasársela.

-¿Y están interesados en Málaga?

-Están interesados en invertir en Europa, pero para eso estamos nosotros. Nuestro trabajo es conseguir que vengan a Málaga, explicarles el valor añadido que tiene. Vendemos un producto que es Málaga y tenemos que convencerles de por qué venir aquí y no a otro sitio.

-¿Y cuál es ese valor añadido?

-Tenemos el Parque Tecnológico, los sueldos de los trabajadores son más bajos comparados con el resto de Europa, es una ciudad abierta, con buenas comunicaciones, que tiene más entorno internacional y hay más personas que hablan inglés. Y, fundamentalmente, cuentan con nuestro apoyo.

-¿Málaga tiene entonces más potencial que otras ciudades europeas para atraer a esos inversores?

-Málaga tiene potencial y nosotros podemos hacer un plan integral con el apoyo de las autoridades para incentivar la oportunidad de negocio como mercado. Lo que no vale la pena es venir a instalar una fábrica en Málaga y vender productos solo aquí, se trata de establecer una planta para crear empleo y distribuir al resto de Europa.

-¿Considera que Málaga está perdiendo una buena oportunidad para hacer negocio con el país asiático?

-Creo que hasta ahora no se está promocionando lo suficiente. Queremos hacer programas de radio y televisión a través de Internet y conectar con los mejores buscadores de China para hacer una promoción agresiva. La idea es que Málaga se convierta en una plataforma empresarial para el mercado europeo.

-¿Pero esas empresas contratarían a malagueños?

-A todos nuestros socios les he transmitido que estamos aquí y tenemos que ser sensibles con lo que pasa aquí, con la falta de empleo, los desahucios o los ancianos desatendidos. Si podemos fomentar empleo y oportunidades de negocio, estaremos ayudando a esta sociedad y Málaga mirará con mejores ojos a la comunidad china. Es una idea de ida y vuelta, de buena influencia, de sinergia. La idea es que vengan aquí y fomenten el empleo de aquí. También vamos a crear una bolsa de trabajo para dar clases de conversación en chino para poder trabajar en China o en las empresas chinas que ya están instaladas aquí o que decidan hacerlo y quieran contratar a empleados españoles.

-Dice que quiere cambiar la mirada de los malagueños hacia los chinos. ¿Cómo cree que les ven?

-Piensan que nosotros trabajamos mucho y hacemos una competencia desleal a los comercios autóctonos, pero considero que es porque solo se ha visto una parte. Si se mira a fondo es verdad que se trabaja mucho, pero la mayoría son pacíficos, no les gusta pelear...

-¿Se ha extendido entonces una imagen injusta de sus compatriotas?

-Sí. No les gusta pelear, son buenos pagadores, no tienen apenas morosidad, cumplen sus deberes. Creo que todo eso es virtud.

-¿Y por qué cree que se ha creado esa imagen hacia los comerciantes chinos?

-Es algo lógico, pero no solo por ser chinos, también pasaría con un español que abre un establecimiento más horas y todo el mundo va allí. Tendría celos, es lógico.

-Además de los precios, ¿la calidad de los productos chinos también es más baja?

-Cada cosa tiene su calidad. Cuando compras un producto de cinco euros tiene calidad de cinco euros, y si lo compras de un euro tiene calidad de un euro, pero no quiero generalizar y decir que los productos que venden los chinos tienen menos calidad. Hay que tener presente el concepto de precio-calidad. No puedes exigir a un producto que cuesta un euro una calidad de uno de cinco.

-¿Considera entonces que no existe competencia desleal?

-Yo creo que el consumidor quiere comprar productos más económicos por la situación que hay ahora y los comerciantes de Málaga tienen que oír lo que el mercado demanda y ver qué tipo de producto y de qué nivel pueden vender o establecer precios más bajos y en vez de ganar el 50% ganar el 5% pero vendiendo más. Todo el mundo es libre de estudiar y fijar sus márgenes comerciales.

-¿Cómo puede competir un comerciante malagueño con un chino que abre 14 horas al día cuando no se puede permitir contratar a más personas ni está dispuesto a trabajar tantas horas?

-Hay que cambiar el chip. Si el malagueño no puede competir con la mano de obra y no quiere sacrificar su horario y tiene productos buenos, sugiero que podría crear una franquicia y yo buscaría a un chino interesado en comprarla y que, aunque también trabaje en el negocio, contrate a malagueños como empleados.

-¿Cómo va a ayudar la asociación a los empresarios chinos afincados aquí?

-Queremos organizar seminarios sobre información jurídica, política, fiscal, idiomas, cultura, para que se integren y conozcan las costumbres, no metan la pata y no tropiecen. Por lo menos les avisamos. También queremos instalar una biblioteca para fomentar la educación y que los niños chinos adquieran el hábito de lectura en español y en su lengua.

-Siempre alquilan o compran locales muy grandes. ¿Cómo pueden afrontar esos pagos?

-Gracias a la ayuda de amigos y sobre todo de familiares. Les dejan dinero para poner en marcha los negocios. Y como son buenos pagadores tienen esa sinergia de confianza en la comunidad. Eso sí, si una vez se pierde esa confianza nunca se recupera.

Más trabajadores

-¿Y son rentables esos negocios?

-Cuando no son rentables se cierran enseguida y buscan otra oportunidad. Aunque tengan que irse a otro sitio, no les importa.

-¿Esa rentabilidad se debe en gran parte a que los chinos trabajan mucho?

-Sí, son más trabajadores que los españoles. Si los españoles no descansaran los sábados ni domingos y tampoco mucho al mediodía, y encima no gastaran... Por eso tienen más ingresos que gastos.

-¿El chino vive entonces para trabajar? Porque no se les ve en bares, chiringuitos o cines...

-Les gusta trabajar. Su objetivo es conseguir tener un buen coche, una buena casa, una buena herencia para sus hijos... Respecto al ocio, les gusta mucho jugar en los casinos. Pero salen poco. Por eso queremos organizar excursiones.

-¿Usted está de acuerdo con esa filosofía de vida?

-No estoy totalmente de acuerdo, pero alguien tiene que organizar algo para cambiar esa mentalidad. Quiero llevarles de excursión a El Chorro, que vean la naturaleza, explicarles qué es lo que hay, dar cursos de gastronomía, catas de vino, llevarles a ver museos, fomentar la lectura... La idea es integrarlos con la comunidad malagueña. Porque por la falta de conocimiento del idioma se encuentran más cómodos entre ellos. Por eso queremos decirles dónde comprar buenos jamones, buen vino... para que disfruten de lo bueno de Málaga

-¿Los comerciantes chinos se sienten atacados por los autóctonos?

-Algunas veces sí, por la mala crítica. Queremos luchar para que se entienda que somos pacíficos, que simplemente trabajamos mucho. Queremos que haya una buena armonía entre todos los comerciantes.

-¿Los últimos actos violentos en bazares chinos han aumentado la sensación de inseguridad?

-Sí, se sienten más inseguros y están reduciendo el horario de apertura de sus negocios.

-En algunos bazares se ve a niños atendiendo a los clientes. ¿Los empresarios chinos respetan las normativas laborales vigentes?

-Normalmente son respetuosos, y si no están haciendo algo correctamente es por desconocimiento. Para eso estamos nosotros, para darles a conocer la normativa.

En Tuenti
Leticia Chen: «Queremos que Málaga mire con mejores ojos a la comunidad china generando empleo y oportunidades de negocio»

La presidenta, delante de la sede de la asociación, en el polígono Guadalhorce. :: FERNANDO GONZÁLEZ

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.