diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 14 / 19 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Ningún profesional sanitario andaluz dejará de hacer una prueba o prescribir un medicamento a causa de los recortes»

ANDALUCÍA

«Ningún profesional sanitario andaluz dejará de hacer una prueba o prescribir un medicamento a causa de los recortes»

20.01.13 - 01:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Desde la Sanidad a los Servicios Sociales, pasando por la Dependencia, la consejera revisa los temas más candentes de la actualidad en un departamento especialmente sensible.
-El debate sobre el modelo sanitario no hace sino agriarse. El tema del momento es si Andalucía privatiza o no. ¿Es así?
-El PP intenta no explicar a los ciudadanos por qué pretende que el modelo privatizado es más eficiente que el público; que es mejor que la gestión se desarrolle por empresas o fondos de capital riesgo y se escuda en que en Andalucía se hacen las cosas según lo que ellos ponen en marcha en otras comunidades.
-¿Andalucía privatiza o no?
-Ellos han puesto hospitales que eran públicos en manos privadas. Nosotros no hemos hecho eso en Andalucía, ningún centro de salud es privado y no hemos pasado ningún hospital a manos privadas.
-Pero sí hay conciertos.
-Pero es otra cuestión. Querer mezclarlo es una malintencionada cortina de humo. Conciertos ha habido siempre y en todo el territorio nacional y Andalucía es la que tiene menor porcentaje, en torno al 3,5%. Otros, la mayoría, están por encima del 20%. Decir que lo que se está haciendo en Madrid es lo que se hace en Andalucía es mentir. En política y en democracia, con valentía, el PP tiene que explicar por qué cree que el modelo privado es mejor. Para poder comparar. La Sanidad andaluza le sirve al PP para soslayar el debate en los lugares donde están teniendo contestación social.
-Mañana lunes empieza una huelga de médicos, que usted ha inscrito en esta estrategia. ¿No le parece una acusación muy fuerte?
-Está convocada por el Sindicato Médico. Tal y como está diseñada, de manera intermitente en las diferentes provincias, es una huelga claramente política, que lo que pretende es trasladar la falsa sensación de que en Andalucía hay una contestación, una 'marea blanca' similar a la de Madrid o Castilla La Mancha. Intentan lavarle la cara al PP.
-¿Es posible aún evitarla?
-Dos no llegan a un acuerdo si uno no quiere. Ellos ponen como innegociable la aplicación de la ampliación de jornada. ¡Pero es que es una medida del Gobierno de Rajoy! Lo diré cuantas veces sea necesario, por mucho que al PP le moleste. En la mayoría de las comunidades se ha traducido en despidos, cinco mil, seis mil despidos. A nosotros nos hubiera correspondido echar a siete mil personas, pero en vez de ampliar las listas del desempleo o precarizar los servicios sanitarios, decidimos un ajuste salarial, mayor según el sueldo. Eso ha provocado malestar, lógico, pero el comportamiento de los profesionales es ejemplar, siguen comprometidos en el servicio público.
-Pero más allá de la disputa política, hay inquietud entre los usuarios, que temen, o tememos, que los recortes que se notan en los hospitales, en material, etc., lleven a que haya pruebas que no se hagan, medicamentos que no se receten...
-Eso no se puede decir. Los profesionales sanitarios en Andalucía han sido siempre muy responsables en la administración de recursos. Por esa cultura del ahorro de hace muchos años hemos podido afrontar mejor la crisis. Ningún profesional va a dejar de pedir una prueba, de prescribir un medicamento, de hacer algo que crea que tenga que hacer. Decir eso atenta directamente contra el ejercicio profesional. No es de recibo. Niego la mayor. No hay falta de material, no se dejan de hacer pruebas que se necesitan, no hay menor oferta. Si tenemos convocada la huelga del Sindicato Médico es porque en vez de disminuir recursos, cerrar centros, rebajar la cartera de servicios hemos bajado los salarios de los médicos. Seguramente hubieran preferido que hiciéramos lo contrario. Ahora bien, dentro de esa cultura de la eficiencia hay mejor estocaje de los recursos y mejor evaluación, eso es exigible, hay quehacer un esfuerzo en ese sentido. En Andalucía demostramos que se puede bajar el gasto y avanzar en investigación, docencia, innovación, sin cerrar servicios ni privatizar.
-¿El catálogo de prestaciones se ha recortado?
-Todavía no. Hay grupos de trabajo diseñados por el Ministerio para hacer una revisión de la cartera de servicios, pero todavía no se ha concretado. Hay una propuesta que contó con el voto en contra de Andalucía para reducir el número de enfermedades que se detectan a partir de la prueba del talón, de 30 a dos o tres, como ha hecho Castilla La Mancha. En Andalucía no la hemos tocado. A nadie se le ha quitado una prestación, ni un medicamento ni una tecnología.
-¿Y el pago del transporte sanitario?
-Es de obligado cumplimiento. No lo compartimos, pero sólo podemos recurrir a los tribunales. No somos una comunidad insumisa. Perjudica a pacientes y para algunas familias supone un quebranto, aunque algunos lo califiquen de pago simbólico. Vamos a minimizarlo en la medida que podamos.
-¿Piensa en modificar el decreto de garantías en las listas de espera si éstas no se cumplen?
-Mantenemos nuestro compromiso de transparencia y las listas están colgadas en la web. Las cifras no han variado sensiblemente, sobre todo por el esfuerzo de los profesionales. La accesibilidad sigue siendo una prioridad para el sistema de salud. No van a disminuir las garantías.
-¿Mantiene la subasta de fármacos, pese al tercer recurso presentado por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional?
-Sí, tal como nos ha dicho el TC, y ayer sábado fue el último día de presentación de las ofertas. Creo que es el mejor ejemplo de que hay distintos modelos. Uno neoliberal, conservador, de repercutir en los ciudadanos enfermos el pago de los servicios, de intentar disminuirlos, de permanente cuestionamiento del sistema, como intenta el PP, y otra vía es ser capaces de explorar los entornos donde hay posibilidad para la eficiencia. La farmacia es un elemento nuclear. Hemos solicitado un esfuerzo a los laboratorios que tienen una abultada cuenta de resultados, en vez de pedir a los ciudadanos pensionistas el copago de sus medicinas. No se entiende que un gobierno frente a otro gobierno acuda por tercera vez al mismo órgano por la misma razón sin acatar lo que ya se ha dicho por dos veces. No tiene otra explicación que proteger a las multinacionales e impedir que Andalucía siga demostrando que se pueden hacer las cosas de otra manera.
-¿Cómo va el pago de sus facturas, con farmacias y otros proveedores?
-Mejor que nunca. Este ejercicio presupuestario hemos hecho un gran esfuerzo de ajuste. En el segundo semestre se intensificó. Siempre hemos estado al día en el pago a las oficinas de farmacia, hemos sido una de las pocas, y en este momento los proveedores están en mejores tiempos de pago que en la última década, al día en el cobro hasta el mes de agosto. Y no es un dinero que dio el Gobierno de España, sino dinero de la comunidad.
-¿Ha recortado Andalucía las urgencias nocturnas? El PP dio casos concretos.
-Es una mentira más del PP. Creo que debería tomar nota de que cuando han usado la mentira, en cuestiones tan gordas como la guerra de Irak, el yakolev, los ciudadanos les pasan factura. Me sorprende que el PP -A no traslade al resto del partido que ya está bien de usar a Andalucía de forma torticera sólo para justiciar actuaciones injustificables de Madrid. Hemos tenido la santa paciencia de desmontarlo uno por uno. Cuando lo hemos hecho, al día siguiente dan otra cifra.
-También hay un nuevo frente abierto en cuanto a Ley de Dependencia, tras el último consejo interterritorial y el cruce de acusaciones sobre el pago de prestaciones a fallecidos. ¿No se trasluce serias dudas sobre el futuro de esta ley?
-Yo creo que el PP nunca creyó en la posibilidad de desarrollar una ley de autonomía personal. En las comunidades donde más se había desarrollado, como Andalucía, hace menos mella. Pero si el gobierno envía menos dinero nos afecta más. Tenemos el 25% de las personas beneficiarias, el mismo porcentaje que en los comienzos, y hemos dejado de recibir en los dos últimos años 225 millones de euros. Nos lo han quitado. No se puede entender que una administración se retire y acuse a la otra de no compensar esa pérdida. Es una hipocresía y una deslealtad. Las comunidades autónomas solas no son capaces de desarrollar la ley, pues al ser un derecho nuevo se establecía que el Estado contribuía con el nivel mínimo y con esta retirada de la financiación se está produciendo una derogación encubierta de la ley. Andalucía hará todos los esfuerzos para sostenerla, pero el ritmo de incorporación de nuevos beneficiarios tendrá que ser menor.
-¿Qué va a pasar con los servicios sociales?
-El Gobierno ha dicho que se retira del Plan Concertado, el acuerdo entre Ejecutivo, comunidades y ayuntamientos para financiar el esqueleto de la atención primaria de los servicios sociales. Fondos para quienes no pueden pagar la luz o el agua, para retirar la custodia de los niños a familias desestructuradas, para mantener aquello básico que permite el sostenimiento de una sociedad. Echan la pelota al resto de administraciones. Los ayuntamientos están haciendo un gran esfuerzo. En estos momentos de crisis cuando peor lo están pasando las familias, no sólo reducen la financiación, es que se retiran, porque entienden que son competencias transferidas ¿Cómo pueden dejar de dar soporte a las personas más vulnerables, ahora? El PP sólo cree en las políticas sociales cuando les sobra el dinero, hacen política social de beneficencia. Eso es lo que yo denuncio.
-¿Tiene la Junta alguna respuesta en este sentido?
-El Gobierno andaluz no va a dejar solo a los ayuntamientos en las políticas sociales. Tendremos que hacer un gran acuerdo, un gran pacto, para priorizar, sostener, sumar recursos, pero no vamos a permitir, en los municipios del color que sean, que se nos caiga una política social que intenta recoger en el camino a quienes se están cayendo por culpa de la crisis.
-¿Hasta dónde podrá resistir Andalucía los recortes?
-Nuestra actitud no es de resistencia, es la expresión de que es posible salir de la crisis de otra manera. Yo diría más, creo que es el único sistema posible.
-Pero ¿es sostenible?
-Es una pregunta trampa. Lo que hay que preguntar es si es posible que una sociedad que se llame desarrollada carezca de un sistema de protección de salud. ¿Qué porcentaje de la renta y del PIB es el que hay que destinar para ello? No puede ser que fuera posible hace 30 años, que teníamos una renta mucho más baja, y no ahora, que es mayor. El Gobierno de España traslada a la UE un gasto del 6,5% del PIB, pero si lo lleva al 5 o al 4, la pregunta se contesta por sí sola. Un sistema no se sostiene con 100 euros por ciudadano. La pregunta intelectualmente honesta es si creemos que hay que sostener por igual a todos los ciudadanos ante la enfermedad y cuánto aportar.
-Pero en Andalucía el gasto per capita ha bajado de 1200 euros a 985.
-Y tengo que decir que el sistema sanitario en Andalucía es el más eficiente. Por eso no somos un foco de resistencia, estamos demostrando que se pueden hacer las cosas de otra manera, y por eso hay tanto interés en el PP en desprestigiarlo. Es el ejemplo práctico de que un gobierno de izquierdas puede desarrollar un sistema de protección sin privatización y sin lo que sería peor, un sistema de libre aseguramiento, que consolidaría un sistema pobre para pobres y otro de más calidad para ricos.
En Tuenti
«Ningún profesional sanitario andaluz dejará de hacer una prueba o prescribir un medicamento a causa de los recortes»

María Jesús Montero, consejera andaluza de Salud (Sevilla, 1966). :: J. A. ORTEGA

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.