diariosur.es
Jueves, 31 julio 2014
sol
Hoy 23 / 25 || Mañana 22 / 26 |
más información sobre el tiempo

LA NUBE DOBLE

Fotogalerías

20.09.12 - 01:30 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Ahora que por fin somos europeos, que diría Antonio Ozores, conviene conservar para el futuro las fotos de la gesta del Málaga. Fuera de las páginas deportivas, hiela: el fútbol compensa que los mercados económicos de invierno nos tengan fichados y con un vértigo de campeonato.
Y eso que puedo prometer y prometo, como Suárez, que mi pasión futbolera es cortita. No piso La Rosaleda desde que mi padre me llevó al Mundial del 82, del que recuerdo solo a Naranjito. La ilusión paterna por aficionarme duró poco: su Juanito prefería antes las maravillas de TVE que el fuera de juego.
Coincide esta melancolía de forofo frustrado con el adiós a Carrillo. Mi infancia no son recuerdos de un partido contra el Sevilla: son de tardes con sabor a Colema, viendo en la tele a unos Reyes felices -sin yernos ni webmaster- y a esa bigotuda alineación de Íñigo, Arrocet y Tejero. No sé si, como decían de Fraga, me cabe el Estado en la cabeza (vean arriba). Lo seguro es que almaceno imágenes de ese tiempo que tuvo a más de un Gutiérrez Mellado.
En mi 'Cuéntame' personal, Carrillo sale a la vera de mi abuelo: coetáneos de siglo, de tabaquismo y otros ismos. Al fondo, transistores y un Congreso lleno de humareda, limpio de humo. El abuelo jaleaba a ese Isco de la izquierda, a quien no se le vio la peluca durante años. Mis líderes, ah, eran Jesús Hermida y Pedro Ruiz disfrazado de esas serias señorías.
Anatomías de esos y posteriores instantes evocan las galerías dedicadas a Carrillo, o a Aguirre en su (menos definitiva) despedida. La foto-biografía de ésta va desde un traje de noche estrellado, a miles de maillots, pasando por unos calcetines dorados. Quizás -como Merkel- no haya cambiado de chaqueta, pero Esperanza deja muchos posados y algún robado.
Qué recordarán los niños actuales, me pregunto, de nuestros políticos de hoy tan fieles a flashes y a luminosos 'fotocoles'. Parece que el legado de la Transición más duradero haya sido el «quien se mueva no sale en la foto», que dijera Guerra. Tanta fotografía, al final, acaba por retratarnos a todos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Culturas
más videos [+]
Culturas

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.