diariosur.es
Domingo, 20 abril 2014
chubascos
Hoy 13 / 18 || Mañana 15 / 18 |
más información sobre el tiempo

30 años en el corredor de la muerte

Trago mortal

Los abogados de un preso en el estado de Ohio piden retrasar la ejecución de su cliente por su obesidad ya que «alargaría su agonía»

19.09.12 - 02:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Ronald Post nunca pensó que su voluminoso tamaño corporal le podría salvar unos días de la pena capital. Este reo, de 53 años, se encuentra hace cerca de 30 años en el corredor de la muerte en el estado estadounidense de Ohio y su peso actual es de 217 kilos. Por esa razón sus abogados han solicitado que su ejecución, prevista para el próximo enero, se retrase debido a su obesidad, ya que podría alargar su agonía tras la inyección letal al ocasionarle una «muerte tortuosa y prolongada», según afirman.
Y para ello los representantes legales de Post han enviado al tribunal encargado de su caso una petición en la que argumentan que debido a su enorme peso, el estado de las venas y los tejidos del reo, además de problemas de salud asociados, puede experimentar «una lenta y sufrida muerte» por inyección letal, ya que en el Estado de Ohio la pena de muerte se administra con una sola transfusión del fármaco pentobarbital.
Pero no solamente la masa corporal de Post es un obstáculo sanitario que le puede permitir 'esquivar ' temporalmente la ejecución, sino que sus letrados creen además que la camilla en la que se coloca a los condenados a muerte podría «no aguantar su peso» y aseguran que los doctores de la prisión en la que se encuentra han tenido «dificultades» al tratarle con inyecciones intravenosas en ocasiones anteriores.
Mientras se estudia su solicitud, Post tiene previsto ser ejecutado el 16 de enero del año próximo por el asesinato a tiros en 1983 de Helen Vantz, una recepcionista de un hotel en la localidad de Elyria, en Ohio, según reveló la televisión local KTLA.
A tenor de casos anteriores pocas esperanzas tiene Post para demorar la ejecución de su pena. En 2008, una corte federal de Ohio rechazó una apelación similar de un preso en el corredor de la muerte y la sentencia fue llevada a cabo pese a que pesaba 120 kilos y medía 170 centímetros.
La misma suerte corrió Christopher Newton en 2007, cuando al personal penitenciario le llevó dos horas encontrar una vena para fijar una aguja en cada brazo del condenado para suministrarle la inyección letal. La obesidad fue posteriormente culpada de ese retraso, pese a que la sentencia se llevó a cabo.
Newton era un delincuente de 37 años, reincidente y con varios trastornos mentales, fue ejecutado en mayo de 2007 , después de matar a otro preso para lograr ser condenado a muerte.
Sí tuvo algo de fortuna, al menos unos días de más, el afroamericano Romell Broom, de 53 años, que en 2009, se aplazó una semana su ejecución debido que el responsable del penal encargado de la ejecución no pudiera insertar las agujas hipodérmicas en las venas de ambos brazos del preso, debido a su obesidad. Con su caso fue la primera vez que el estado Ohio aplaza una ejecución desde que se reimplantó la pena de muerte en 1999. Terminado el permiso de los siete días, Broom fue condenado a muerte por la violación y asesinato a puñaladas de una estudiante de 14 años en 1984.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Trago mortal

En el estado de Ohio la ejecución es a través de inyección letal. Sobre estas líneas la foto del condenado Ronald Post. :: REUTERS

Trago mortal

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.