diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 24 || Mañana 14 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Sentirse tan admirado alimenta la soledad»

PABLO ALBORÁN CANTAUTOR Y MÚSICO

«Sentirse tan admirado alimenta la soledad»

27.05.12 - 01:22 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El día debería tener 48 horas y la semana 14 días. El tiempo se le ha quedado corto. Un salto meteórico de la soledad de su estudio-garaje a la locura de los escenarios ante los que miles de seguidoras abducidas devoran sus canciones y las cantan como si llevasen toda la vida esperándolas. Siempre se repite el mismo cartel: 'Entradas agotadas'. Ha arrasado en la frenética gira que ha llevado las canciones de 'Pablo Alborán. En Acústico' hasta México, Puerto Rico y Miami y a 35 ciudades españolas. El cantautor y músico malagueño llegará el próximo sábado a Málaga con los 23 años recién cumplidos para cerrar su gira española. Después, gira en Portugal. En julio, volverá a América. Su agenda es de locos. El tiempo se le ha quedado cortísimo.
Admirador de las grandes composiciones para bandas sonoras de John Barry y John Willians y devorador de todo tipo de música, Pablo Moreno de Alborán Ferrándiz, empezó a componer en serio a los 12 años. Como quien dice, era ayer cuando andaba presentando sus canciones en pequeños locales de Málaga y Madrid. En junio de 2010 se subió al escenario del Teatro Echegaray para la presentación nacional de su primer disco con Estrella Morente y Diana Navarro de madrinas. A partir de ahí, la locura. La tormenta perfecta. En un tiempo récord, sus canciones han desbancado a grandes de la música internacional del número uno de ventas, generando más de 50 millones de visitas en YouTube. Su álbum debut homónimo ganó cuatro discos de platino, fue nominado a tres Grammy Latinos y le llovieron los galardones.
Los premios caen como una lluvia y las fans llegan como un tsunami. «Quieren tocarlo como si fuese el Papa», apunta una persona cercana a este fenómeno musical, deseado hasta la locura y piropeado hasta el desmayo. El número de autógrafos que ha firmado y las fotografías que se ha hecho con sus fans podrían entrar fácilmente en el libro Guinness.
Vocación, talento, voluntad, trabajo y ternura. Mucha ternura. En su voz y en sus letras. Y además, guapo. Muy guapo. Sobre los escenarios, su belleza exterior. En sus letras y en sus melodías, la interior, la más difícil de encontrar. Como también es difícil de encontrar en estos tiempos huecos de 'majaretismo' televisivo un ídolo sencillo, natural y culto. Y él lo es. Un cóctel melódico que ha revolucionado su vida y los esquemas de los discográficas.
No es perfecto. Le puede la impaciencia. Pero el defecto se transformó en virtud para tocar el primer éxito. Desesperado por dar a conocer sus canciones, colgó en YouTube un vídeo casero con su tema 'Solamente tú'. Y soltó la bomba. Internet, como el número uno en ventas, se rindió sin condiciones. Y la red social Twitter, donde tiene casi un millón de seguidores. El iPhone, como su guitarra, es un compañero inseparable de la mañana a la noche, en ese día que debería tener 48 horas.
-No te cansas de repetir en las entrevistas que el secreto de tu éxito es Internet. Algo habrás puesto tú de tu parte.
-Por supuesto que algo he puesto de mi parte, lo que pasa es que cuando lo puse en Internet, ocurrió algo mágico. Las redes sociales son una conexión increíble y directa que los artistas tenemos para llegar a los seguidores y eso ha cambiado el mundo de la promoción.
-'Los niños no lloran'. Es un clásico de la educación que reciben los chicos. Escribir de emociones, ¿valentía o necesidad?
-Creo que eso fue en la generación anterior. Yo siempre que he necesitado llorar he llorado y creo que nadie ha pensado que sea menos por ello. Todos necesitamos una vía para expresarnos y la mía es la música.
-Chico tierno o chico duro. Parece que el crecimiento imparable de tus fans certifican la victoria de la ternura por goleada.
-Yo creo que no ven a alguien tierno o alguien duro, ven a Pablo. Pero realmente no sé lo que ven en mí.
Su Maestro Joda
-'¡No trates de hacerlo... ¡hazlo!, de lo contrario, ni siquiera vale la pena que lo intentes', le decía Maestro Joda a Luke Skywalker en 'El imperio contraataca'. ¿Quién ha sido tu Maestro Joda?
-Mi hermano. Es una de las personas que más me quiere y que más dura ha sido.
-Cuando piensas que una canción tuya puede ser puente para el amor o para un momento que siempre permanecerá, ¿no te tiemblan las piernas?
-Creo que una cosa es la canción que compongo y otra la canción que la gente escucha y construye a partir de ella. Creo que mis canciones son obras abiertas para que cada cual escriba su vida en ellas.
-Una curiosidad. Sentirse tan admirado y deseado, ¿alimenta la autoestima o el miedo?
-Alimenta la soledad.
-Decía Tagore que 'tu trabajo es descubrir tu trabajo y luego entregarte a él con todo el corazón'. ¿Pablo Alborán es un alumno aventajado del poeta bengalí?
-Hay gente que me conoce bien que dice que desde pequeño sabía lo que quería. Yo la verdad es que no me acuerdo, pero deben tener razón.
-Dicen los que mandan en las casas discográficas que eres un fenómeno. ¿Cómo se te queda el cuerpo?
-Estoy aprendiendo mucho del mundo de la música. Afortunadamente lo que a mí me sigue importando es la música en sí.
-A punto de cerrar una gira de infarto y a punto de lanzar un nuevo disco. ¿Qué has aprendido de esta intensidad?
-Que cada día me gusta más lo que hago, he tenido mucha suerte y que tengo mucho por lo que dar gracias.
-Tanto éxito, ¿no temes que pueda trastornarte?
-No me preocupa demasiado que me trastorne, es hasta cierto punto inevitable, lo que me preocuparía es que me cambiase.
-Con todo lo que movilizas, ¿no te has planteado cantar un dueto con Merkel para salvar la economía?
-Si la música pudiera ayudar a mejorar esta crisis, sería el primero en cantar con quien hiciera falta.
-¿Y qué queda de aquel estudiante del Liceo Francés que cantaba sus temas a las niñas de Málaga?
-Todo y nada, ahora tengo unos años más y unos cuantos kilómetros a la espalda pero aún conservo la misma pandilla de siempre, que es la gente que me ayuda a no olvidarme de quién soy.
-¿Qué te cantaban cuando eras niño?
-Desde que tengo memoria, recuerdo todo tipo de música a mi alrededor.
-¿Te han servido más los consejos de tu padre o de tu madre?
-La verdad es que ninguno de los dos me da consejos. Mi padre siempre me da su opinión abiertamente y a mi madre solamente tengo que mirarle a los ojos.
-Tu guitarra, ¿tiene más de madre, de amiga o de novia?
-De ninguna de las tres. Es mi compañera.
-Ponerle letra y música al dolor, ¿ayuda a que se diluya?
-Como dice un libro que he leído últimamente, se habla mucho la inutilidad del arte pero no del consuelo que procura.
Su pandilla de amigos
-Tanto cantarle al amor, ¿lograrás que bajen los índices de divorcio?
-¡Qué más quisiera yo que mi música ayudara a que cosas importantes no se rompieran!
-Además de amor, ¿qué otras palabras escribes con mayúsculas?
-CALMA.
-El tuyo ha sido un éxito meteórico. ¿Tienes que pellizcarte de vez en cuando?
-Hay muchas cosas en mi vida que me mantienen todos los días con los pies en el suelo.
-¿Y qué cosas te sirven de ancla?
-Mi familia y el no haber cambiado mis costumbres del día a día en Málaga. Y por supuesto seguir teniendo mi pandilla de amigos de toda la vida. Hay una cosa que prima ante todo y es que la música, entendida como expresión y como vía de escape, se ha convertido en una necesidad para mí.
-En apenas un año, disco de platino, 400.000 copias vendidas, una gira con entradas agotadas, tres nominaciones a los Grammy Latinos y más de un millón de amigos en Twitter y Facebook. ¿Que has dejado para los próximos doce meses?
-Nuevo disco en noviembre, nuevas ilusiones y seguir luchando por un sitio en la música.
-Cierras la gira española en Málaga, ¿responsabilidad o alivio?
-Cuando vuelves a casa siempre es un motivo de alegría, aunque para mí es un concierto muy importante y creo que, en cierta manera, cierra una etapa, y me alegra que esto pase en Málaga.
En Tuenti
«Sentirse tan admirado alimenta la soledad»

El cantautor malagueño cierra el próximo sábado en el Auditorio Municipal la gira de 'Pablo Alborán. En Acústico'. :: SUR

«Sentirse tan admirado alimenta la soledad»
Videos de Culturas
más videos [+]
Culturas

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.